¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Reseña The Last of Us,

capítulo 7: el dolor de Ellie

Escrito por:

Publicado: 27 de Febrero 2023

Tiempo de lectura: 4.5 minutos

Fotografía:

Riley en la serie The Last of Us
Captura: HBO Max

Parece que Neil Druckmann y Craig Mazin se empeñan en querer hacernos llorar con momentos de tristeza. El capítulo 7 de The Last of Us ya llegó a VTR+ y con las emociones a flor de piel, como ha sido la tónica de los últimos capítulos. Bah, como lo ha sido toda la serie, que ha destacado por sus escenas llenas de drama y lágrimas. 

Left Behind (Lo que dejamos atrás) es el nombre de este séptimo episodio, en el que conocemos un importante suceso en la vida de Ellie antes de que conociera a Joel y Tess. Se trata de una historia basada en un DLC (contenido extra) del videojuego original, en la que presenciamos su amistad con Riley (Storm Reid), su mejor amiga durante su época en una escuela de FEDRA. ¡Un evento del pasado que fue retratado fielmente en este capítulo!

¿Y qué vimos en este flashback del personaje de Bella Ramsey? ¿Qué sucedió al final con Joel, tras ser apuñalado en el episodio anterior? Todo eso lo repasamos a continuación, en nuestra review de la séptima entrega de The Last of Us, la serie de HBO que está a solo dos capítulos de su final de temporada. 

Recuerda que también puedes leer nuestras reseñas anteriores de los episodios 1×01, 1×02, 1×03, 1×04, 1×05 y 1×06 de The Last Of Us. ¡No te las pierdas!

Una estudiante de escuela militar

Como mencionamos al inicio, este capítulo adapta el contenido adicional que Naughty Dog lanzó tiempo después del debut del videojuego, y que nos ayudó a entender el pasado de Ellie. Y tal como sucede en esa versión, la serie parte de inmediato mostrándonos a Joel hecho pebre tras ser apuñalado por saqueadores. Ellie logra arrastrarlo a una casa e intenta curarlo, buscando desesperadamente algo con lo que pudiese cerrar su herida. 

Ahí es cuando saltamos atrás en el tiempo y comenzamos a ver la historia centrada en el pasado de la chica, con una actuación de Bella Ramsey magistral. La vemos trotando en un gimnasio de la escuela de FEDRA en Boston, para acto seguido ser testigos de cómo le pega un buen cornete a Bethany, una chiquilla de su edad que se burla de su amiga, que al parecer ha desaparecido. ¡Una mujer de armas tomar!

Luego de recibir retos del capitán Kwong, quien le advierte que si sigue por ese camino acabará patrullando las calles o limpiando cloacas, Ellie recapacita y promete no volver a meterse en líos, para convertirse en una verdadera líder. ¡Pero vaya que se meterá en un lío después!

Riley y la aventura en el centro comercial

Ellie se encuentra en su habitación que le proporciona FEDRA, leyendo un cómic y viendo a la cama vacía enfrente de ella, en donde debería estar su mejor amiga, que lleva semanas desaparecida. Ya en medio de la noche, alguien se escabulle dentro del cuarto y asusta a nuestra protagonista. Se trata de Riley, la susodicha desaparecida que ahora vuelve. ¡No estaba muerta, andaba de parranda!

Por supuesto, Ellie le pide explicaciones. Riley le comenta que ahora forma parte de las Luciérnagas, y le hace una invitación a “pasar la mejor noche de su vida”. Tras hacerse la difícil en primera instancia, Ellie acepta y salen a las calles de Boston. 

¿El destino? Un centro comercial subterráneo en el que Riley ha estado viviendo, y que ha preparado para sorprender a su amiga. Ellie, quien nunca había estado en uno, se maravilla ante todas las luces y atracciones que tiene en frente de ella, comenzando por las escaleras mecánicas. ¡Se pone más feliz un perro con dos colas!

Ambas se divierten por todo el lugar, subiéndose a un carrusel y tomándose fotos en una cabina automática. Todo mientras somos testigos de cómo Ellie mira a Riley de una manera especial. Se puede oler la tensión romántica, es evidente que le gusta, pero no sabe cómo decírselo. ¡Aww!

Pero sin duda, el sitio favorito de Ellie fue la sala de videojuegos. En esa especie de Juegos Diana de Boston, las dos chiquillas pasan un rato divertido jugando clásicos como Mortal Kombat. Pero en un momento, la cámara se aleja para llevarnos a otro sector del centro comercial, en donde vemos a un infectado despertándose… ¡Oh no!

Ellie y Riley montadas en un carrusel
Captura: HBO Max

La tragedia

Volvemos con las amigas, que siguen disfrutando de la noche. Y llega un momento en el que Riley confiesa que será enviada por las Luciérnagas a la zona de cuarentena de Atlanta, y que por ello preparó esta velada. Se trata de una despedida, pero esto a Ellie no le sienta nada bien, enojándose y yéndose. Aunque, luego de pensarlo bien, se devuelve y allí ocurre un momento mágico para ambas. Ellie le pide a Riley que no se vaya, y luego le da un beso, que le es correspondido. ¡Por fin están juntas!

Pero este romance va a durar menos que Tess viva, pues el infectado aparece y las ataca. Pese a que logran matarlo, ambas fueron mordidas, desatando la tristeza y rabia. El momento más dramático llega, cuando Ellie y Riley  se preguntan qué van a hacer. El destino es inevitable… 

La serie vuelve al presente, dándonos a entender que Riley obviamente murió, calando profundo en los sentimientos de Ellie (¡ y en nuestros corazones!). Precisamente es esa pérdida la que le entrega la motivación a la protagonista para hacer todo lo posible en salvar a Joel. Así es como luego de revisar por toda la casa, encuentra aguja e hilo. Empieza a coser la herida, con la esperanza de que todo salga bien.

Un capítulo que profundizó en Ellie, mostrándonos su duro pasado con una actuación de Bella Ramsey que nos puso los pelos de punta. Resolvió la incógnita que en la entrega anterior nos había dejado, cuando le dijo a Joel que ella también había perdido a seres queridos. Riley, Sarah, Tess, Bill, Frank, Henry Sam… ¡cuántas muertes trágicas y conmovedoras hemos tenido! La serie de The Last of Us nos está haciendo añicos el corazón, y eso nos encanta.