¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

The Last of Us, segundo capítulo:

todos los caminos llevan al Oeste

Escrito por:

Publicado: 23 de Enero 2023

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Ellie sentada en la serie The Last of Us
Captura: HBO Max

Yakarta, año 2003. Un grupo de militares recorre las calles de la capital de Indonesia en busca de una científica especialista en hongos y plagas. Lo que se escuchaba a través de la radio en el capítulo anterior, ahora lo podemos ver con nuestros propios ojos. El paciente 0. El origen del terror. La científica hace unos estudios preliminares y, con lágrimas en los ojos, dice sin ningún atisbo de duda: “no existe ninguna medicina, bombardeen esta ciudad por completo”. ¡Oh my God!

Después de un piloto sensacional que sentó las bases de todo el desarrollo de la temporada, un nuevo episodio de la serie The Last of Us, llamado Infectados, arribó al alcance del botón VOD de tu control remoto. ¿Pero quién está infectado? Ellie (Bella Ramsay) ya demostró que es inmune y que después de tres semanas, está vivita y coleando. ¿Se trata de Joel (Pedro Pascal) o Tess (Anna Torv)? Si quieres saber la respuesta, tan solo tienes que darle play a The Last of Us, la serie de HBO que está rompiendo récords de audiencia. Por lo pronto, te traemos una review de lo que fue este segundo capítulo.

¡Ah! Y si te la perdiste, te invitamos a leer nuestra reseña del primer capítulo de The Last of Us. 

Nace una nueva esperanza

Lejos quedaron las zonas de cuarentena. El viaje comenzó, y la dirección es el Oeste. De Boston a Salt Lake City, por lo que tendrán que pasar por algunas de las ciudades más frías de los Estados Unidos, como Chicago y Nebraska. Pero tiempo al tiempo, todavía no llegó la nieve. El objetivo es claro: llevar a Ellie a un laboratorio de Las Luciérnagas para que encuentren una cura.

Poco a poco conocemos más de Joel y Ellie. La primera en soltarse es ella, tan auténtica y sarcástica, una niña de 14 años que en realidad es más adulta de lo que Joel y Tess piensan. Y mucho más carismática, hay que decirlo. Joel está roto. Desde que mataron a Sarah, su hija, a sangre fría veinte años atrás, no volvió a sentir nada parecido a la felicidad. Pero ahora el panorama cambia. Ellie tiene la misma edad que su hija, y Joel tiene que cuidarla con su vida.

El trío avanza hacia el punto de encuentro, pero cuando llegan se dan cuenta que Las Luciérnagas fueron masacrados por infectados. Uno de los cadáveres se levanta del piso y Joel le dispara en la cabeza. Rápidamente, las raíces del hongo que crece bajo tierra se mezclan con el cuerpo y despiertan a una horda de infectados que estaban cerca. Otra vez, el grupo tiene que huir. Pero Tess tiene otros planes…

Ellie y Tess en serie The Last of Us
Captura: HBO Max

Las primeras diferencias entre el juego y la ficción

The Last of Us, la serie, es bastante fiel al videojuego creado por Naughty Dog para PlayStation. Los fanáticos del gaming de todo el mundo tienen motivos suficientes para seguirla de cerca. Sin embargo, el margen de maniobra se amplió. Neil Druckmann y Craig Mazin, los showrunners, hacen bien en ampliar el punto de vista. Si en el videojuego vemos únicamente lo que ven Joel y Ellie, en la serie se expande el espectro considerablemente. Y por nuestra parte lo agradecemos.

La infección por esporas desapareció, y en consecuencia las máscaras en zonas donde el virus proveniente del cordyceps se expande por el aire, también. Esto en el juego era esencial, pero evidentemente los protagonistas con máscaras no servían para la televisión. Entonces podemos ver caras, gestos, miradas, muecas. Y tiene todo el sentido. Ahora Joel se fisura la mano y vemos cómo le tiembla, o también a Ellie pidiendo algo tan simple como que la dejen ir al baño. Cosas que en el juego no tiene sentido mostrar.

Lo que en el juego era primordial, en la ficción se modifica para acercarnos a los protagonistas. Están en movimiento, y hay tiempos muertos. El capítulo funciona con tres personajes, diálogos y locaciones de un nivel de detalle asombroso. Y jamás deja de ser entretenido. Caminan por las ruinas de lo que fue la civilización moderna, con agujeros de bombas cada pocos metros. Boston fue una de las pocas ciudades donde el bombardeo fue efectivo y retrasó la expansión de los infectados.

Por otro lado, todavía no aparecieron facciones de grupos que viven en la intemperie bajo sus propias normas, saqueando y rigiéndose por la violencia total. Los infectados son la principal preocupación, sobre todo las mutaciones de los mismos. Como los chasqueadores, de los cuales pudimos ver una primera y espeluznante aparición, que no pueden ver pero escuchan hasta el más mínimo detalle.

En esa línea, Ellie hace hincapié en algunos mitos canónicos que se rumorean dentro de este universo, y se pregunta: “entonces, ¿no hay súper infectados que van disparando esporas de hongos?”. Joel y Tess la miran con incredulidad, pero tampoco parecen desmentirla. Es probable que todavía no se hayan enfrentado a semejante criatura.

El segundo episodio de la nueva gran apuesta de HBO continúa por un sendero fiel al videojuego y la historia original, pero agregando matices y texturas en relación al mundo que los rodea. La emoción sigue intacta y no podemos más de la ansiedark. Queremos adelantar el tiempo y que sea domingo otra vez. Allí estaremos, al pie del cañón, para traerte los mejores análisis, datos y curiosidades de The Last of Us. ¡Hasta el momento es una excelente adaptación!