¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

The Last of Us, primer

capítulo: así se vive un apocalipsis

Escrito por:

Publicado: 16 de Enero 2023

Tiempo de lectura: 3.5 minutos

Fotografía:

Ellie (Bella Ramsey) y Joel (Pedro Pascal) juntos en la serie The Last of Us

¡Así es como se hace! The Last of Us, la flamante gran apuesta de HBO, se estrenó el pasado domingo 15 de enero para todo el mundo. El piloto llamado “Cuando estás perdido en la oscuridad”, tal como auguramos desde Clack!, cumplió las expectativas y dejó la vara muy alta, presentando un prólogo con el inicio de la infección, la extraña normalidad del mundo postapocalíptico y una paleta de personajes misteriosos y enigmáticos.

Con las bases sentadas, no te queda otra alternativa que acomodarte en tu lugar favorito de la casa y dejarte llevar por este mundo plagado de criaturas extrañas al que puedes acceder rápidamente a través del botón VOD de tu control remoto. La serie The Last of Us, protagonizada por Pedro Pascal y Bella Ramsey como Joel y Ellie respectivamente, será un viaje brutal y desgarrador. ¿Estás preparado? ¡Nosotros sí!

Un prólogo tan necesario como ansiado

Tal como sucede en el juego, el prólogo es fundamental para entender qué pasó en el mundo y, principalmente, qué pasó con el protagonista. Joel no es parco, distante y frío por naturaleza. En 2003, cuando el virus se desató, Joel perdió a Sarah, su pequeña hija. En un confuso episodio, un militar les disparó sin mediar muchas palabras. Mientras él se salvó del fuego cruzado, Sarah murió prácticamente al instante. La pérdida es irreparable y se mantendrá indeleble en la mente del protagonista. Joel está roto, pero hay que seguir adelante, sobre todo por los que no están.

El capítulo inicia con un programa de entrevistas científicas en la década de los 60. Dos especialistas debaten acerca de un futuro epidémico (teléfono, COVID-19), donde los virus se propagan y acaban con cientos de miles de vidas. Sin embargo, uno de ellos hace hincapié en los hongos y en cómo podrían acabar con los humanos a una escala mayor.

Eventualmente, estos microorganismos podrían mutar y sobrevivir en los seres humanos, ya que en lugar de matar, buscan controlar a su huésped vivo, como si fuese un títere. El resto de la historia la podemos imaginar, y en efecto la está contando The Last of Us, la serie de HBO que llegó para imponerse como el hit televisivo del año.

Joel y Tess encuentran una nueva mutación del hongo, en escena de The Last of Us

Adaptarse y sobrevivir

Pasaron 20 años desde el brote pandémico que derribó las civilizaciones de todo el planeta. O al menos eso suponemos. La infraestructura eléctrica fue la primera en desmoronarse. Ya no hay celulares, televisión, ni formas de comunicarse con el exterior. La última noticia que se conoce data del 2003, de problemas y disturbios en Yakarta, la capital de Indonesia, una de las más grandes del mundo. 

Los sobrevivientes se amontonan en zonas de cuarentena, patrulladas de forma constante por la Agencia Federal de Respuesta a Desastres (FEDRA). En el caso de Joel (Pedro Pascal) y Tess (Anna Torv), su mano derecha y proyecto de pareja estable, se encuentran en una comunidad tan hostil como el exterior, con toques de queda y una actitud dictatorial que se respira por las calles.

Neil Druckmann y Craig Mazin se las ingeniaron para desarrollar un piloto dinámico, con una asombrosa fidelidad a la historia original del videojuego creado por Naughty Dog para PlayStation en 2013, presentando la primera capa de todos los personajes. Además, apelan con maestría a todo el aparato nostálgico alrededor del videojuego, mientras se carga de referencias a la cultura pop, desde Clint Eastwood hasta el Che Guevara. La fidelidad está a flor de piel, seguro, sin embargo al mismo tiempo se marca el sendero hacia posibles nuevas experiencias, tomando su propio camino independientemente del videojuego.

Por un lado, Joel quiere encontrarse con su hermano Tommy (Gabriel Luna), con quién se comunica a través de canciones de radio. Hace días que no responde y piensa que algo malo pudo haberle ocurrido. Entre tanto, Joel y Tess están en la búsqueda de una batería que les permita encender una camioneta y poder trasladarse por el extenso territorio de los Estados Unidos.

En medio de todo este traqueteo, se topan con una fracción atacada de Las Luciérnagas, un grupo que hace la rebelión y se mueve por bordes y márgenes, evitando al gobierno de FEDRA. Liderados por Marlene (Merle Dandrige), la líder le encomienda una tarea sin muchas explicaciones a Joel y Tess. Tienen que contrabandear a alguien y sacarla de la ciudad, desde Boston hasta Salt Lake City.

Esa persona no es otra que una niña de 14 años llamada Ellie. En ella se encuentra una posible cura para salvar a la humanidad, ya que fue mordida y tras tres semanas, no se contagió. ¿Tenemos a la primera inmune a este fatídico hongo? ¡En vos confiamos, muchacha!

¿Cuánto de Sarah tiene Ellie? Es algo que Joel tendrá que descifrar. Entre tanto, este primer acercamiento al universo de The Last of Us se convierte en un viaje al mejor estilo road movie. La cadena reportó que entregó a los creadores un presupuesto gigantesco, incluso mayor al de las primeras cinco temporadas de Game of Thrones. La rueda empezó a girar, y no podemos esperar hasta el próximo domingo para ver un nuevo capítulo.