¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

The Last of Us, capítulo 5:

en un mundo letal hay que estar juntos

Escrito por:

Publicado: 13 de Febrero 2023

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Escena de The Last of Us en donde Joel y Henry caminan mirando hacia un lado.
Captura: HBO Max

Gracias al Super Bowl, un evento tan multitudinario como extraño que se produce en tierras estadounidenses, pudimos ver el quinto episodio de la serie The Last of Us el pasado viernes. Titulado Endure and Survive (aguantar y sobrevivir, en chileno), Joel y Ellie unieron fuerzas con Henry (Lamar Johnson) y Sam (Keivonn Woodard), dos fugitivos de Kansas City, para intentar salir de la ciudad sitiada y continuar su travesía hacia Wyoming.

Con una fidelidad notable al videojuego de Naughty Dog para PlayStation, el nuevo grupo se infiltra en los túneles de la ciudad, donde todo pinta que no hay infectados. El objetivo es salir por la zona residencial de la ciudad y evitar las patrullas de Los Cazadores, grupo liderado por Kathleen (Melanie Lynskey), que se rebeló y terminó de diezmar y ejecutar los restos de FEDRA, haciéndose cargo de Kansas. ¡La violencia se responde con violencia!

Si quieres saber qué sucedió con nuestros entrañables protagonistas, entonces no te pierdas nuestra review semanal luego de ver este demoledor capítulo gratis con el botón VOD. Si el episodio tres, protagonizado por Nick Offerman, fue el capítulo más emotivo de la serie hasta el momento, esta quinta entrega es por lejos el episodio más lacrimógeno. ¡Preparense y abrácense con sus seres queridos!

¿Todavía no leíste nuestras reseñas anteriores? Te invitamos a leer los análisis de los capítulos 1×01, 1×02, 1×03 y 1×04 de The Last of Us, la serie de HBO emblema del 2023. 

Un intento de salvación

El nuevo episodio de la serie creada por Neil Druckmann y Craig Mazin comienza con la historia de Henry y su pequeño hermano Sam. Son fugitivos y están escondidos. Y como si fuera poco, el muchacho sufre de leucemia. Todas malas en un escenario post apocalíptico.

Henry, como figura paternal, lo protege a toda costa. Y para lograr conseguir la medicina para Sam, le entregó a FEDRA al líder de la rebelión, Michael. Pero una vez muerto, su hermana Kathleen toma las riendas del grupo y lucha contra FEDRA, venciendo y vengándose.

“Kansas City pertenece al pueblo”, se escucha desde un altoparlante de un camión militar que patrulla las calles en busca de los forajidos. Cuando Henry ya no sabe qué hacer, aparecen en escena Joel y Ellie, precisamente enlazado con el momento donde el dúo protagónico choca la camioneta y se salva a los tiros de unos humanos. La historia se conecta. Y Henry y Sam encuentran a los personajes interpretados por Pedro Pascal y Bella Ramsey, proponiéndoles unirse. ¡Juntos podrían ser dinamita!

Los hermanos le comentan un plan a Joel. “Nosotros les mostramos el camino para salir, y tú lo limpias”, dice Henry. Nuestros protagonistas cotejan la situación rápidamente, pero tampoco tienen un plan B, por lo que acceden y unen fuerzas. Joel no está convencido de meterse en un túnel que teóricamente está limpio. Lo cierto es que FEDRA encerró a los infectados bajo tierra hace 15 años, y por las calles de Kansas no se ve ningún monstruito.

Entre tanto, ambas duplas se empiezan a conocer. Ellie abre su corazón y conecta con Sam, un jovencito sordomudo que utiliza una pizarra mágica para comunicarse. Para ella casi toda experiencia es vibrante y estimulante. Por su lado, Joel interroga a Henry, hasta que él le asegura ser “el hombre más buscado de Kansas”, como si se tratase de un forajido salido de una película de John Ford en el lejano oeste. Joel no se mete en lo que no le incumbe, y decide seguir adelante. 

Escena de The Last of Us en donde Ellie y Sam hablan.
Captura: HBO Max

Un nuevo peligro

Así como en el episodio 2 conocimos a los Clickers, esos infectados ciegos que desarrollan un tenebroso sentido de la escucha y dan más miedo que los infectados normales, en esta nueva entrega apareció un nuevo espécimen. Se trata del gordinflón, o al menos este es el nombre que recibe dentro de la franquicia de videojuegos.

Una vez que Joel, Ellie, Henry y Sam escapan de los túneles al otro lado del dominio de Los Cazadores, cuando todo parecía salir bien, la realidad se presenta en forma de francotirador. Los disparos salen de la nada, pero Joel divisa con rapidez la ubicación del enemigo y lo flanquea. Una vez que ingresa a la azotea por detrás, lo mata, aunque rápidamente ve como todo el ejército de Kathleen se hace presente. Las cosas se pusieron un poco tensas.

Si bien ella quería cazar a Henry, Joel sabe perfectamente que tiene pocas chances de salir con vida de allí. Para desgracia de Los Cazadores y para suerte del nuevo grupo, una explosión de un camión hace que este haga un pozo en el piso, de donde salen cientos de infectados, entre ellos los normales, los clickers (incluso clickers en cuerpos de niños que te hacen persignar) y el novedoso gordinflón. El caos es total y las muertes suben rápidamente de todos los bandos. ¡Locura total!

Los cuatro protagonistas de este episodio escapan y se refugian en un viejo hotel abandonado. Y la tragedia ocurre, pues Sam fue mordido por uno de los infectados, convirtiéndose en uno de ellos. Por supuesto, Henry se ocupa de terminar con tanto dolor. Nos destruye el corazón.

El final es sumamente desgarrador y, una vez más, demuestra por qué The Last of Us es el programa de televisión que más está dando que hablar en el mundo. Una mezcla gigante de emociones, una dosis de acción letal y la importancia de las relaciones interpersonales que lo desbordan todo. The Show Must Go On.