¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

The Last of Us, tercer

capítulo: una historia de amor

Escrito por:

Publicado: 30 de Enero 2023

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Bill y Frank conversando en escena de The Last of Us
Captura: HBO Max

Long Long Time es el nuevo episodio de The Last of Us, la serie de HBO que está agrupando a un chilión de televidentes domingo tras domingo mientras busca convertirse en el nuevo hito televisivo del momento. Cosa que por cierto, está logrando. ¡Todos hablan de esta adaptación del videojuego!

De forma inesperada, los showrunners Craig Mazin y Neil Druckmann decidieron alejarse momentáneamente de la historia original para introducir a dos personajes secundarios y darle un respiro a Joel y Ellie, el dúo interpretado por Pedro Pascal y Bella Ramsey, respectivamente. Una determinación inesperada, pero no por ello mala. 

Mientras el episodio comienza sin un epílogo como en las primeras dos entregas, vemos a Joel y Ellie avanzar hacia el Oeste, asimilando la muerte de Tess (Anna Torv). Los personajes se van conociendo, sobre todo desde la curiosidad de Ellie, que hace una pregunta detrás de otra. ¡Nosotros también lo haríamos, Ellie!

Joel le dice que van a pasar por donde un viejo amigo. ¿De quién se trata? ¿Y por qué lo queremos tanto? Si quieres las respuestas, entonces encuéntralas aprovechando tu plan de televisión. ¡Presiona el botón VOD de tu control remoto y sumérgete en el tercer episodio de la serie The Last of Us! Entre tanto, te compartimos esta review del tercer capítulo para que leas cuando hayas terminado de verlo. Consejo amigo: ¡prepara esos pañuelitos, que se vienen momentos de dolor y llanto!

Si todavía no leíste los análisis anteriores, te invitamos a hacerlo con la reseña del primer capítulo y la reseña del segundo capítulo de The Last of Us.

Bill y Frank, el amor en el fin del mundo

Han pasado unos meses desde el brote que desató la pandemia (escribir eso nos trae flashbacks del COVID-19). Bill (Nick Offerman) parece disfrutarlo, mientras se abastece de toda clase de materiales, alimentos, bebidas y monta una red electrificada de seguridad alrededor de su hogar. Casi que nació para este momento. Es un sobreviviente nato. ¡El sueño de todo fan de las películas de zombies!

Mientras disfruta de una de sus cenas gourmet, suena una alarma que indica que un infectado cayó en una de las trampas que rodea su calle. Bill sale con la escopeta en mano para terminar el asunto, pero escucha una voz: “no estoy infectado”. Es Frank (Murray Bartlett).

El romance comienza así, involuntariamente. Bill se mantenía alejado del mundo, con justa razón, y se topa con una persona con quien conecta casi de forma inmediata. En un mundo tan peligroso y hostil, cualquier sentimiento parecido al romance escasea. Y si encima ese sentimiento muta en enamoramiento, hablamos de un lazo invaluable y único. Un tesoro. ¿Quién dijo que no existe el amor en tiempos de pandemia?

Desde el otro lado de la pantalla, nosotros como espectadores solo podemos disfrutar de esta historia romántica, incluso mejorando la versión original del videojuego, donde Joel nunca se había topado con Frank y este era solo un nombre que Bill desliza, sin saber a ciencia cierta si eran pareja o no. Nosotros somos testigos de la vida de dos enamorados, que coexisten en el peor escenario posible post apocalíptico. The Last of Us demuestra con este episodio que puede generar momentos de alta tensión, fidelidad con el videojuego de Naughty Dog, y también correrse un poco de ese camino, ampliar el espectro y mostrar todo su corazón. Lejos de ser un relleno insustancial, esa historia aporta a la trama de la serie. Así que aplaudimos la decisión.

Bill y Frank comiendo frutillas en escena de The Last of Us
Captura: HBO Max

¿Cómo sigue el viaje?

Con un capítulo que sirve de transición y una pequeña pausa, el viaje continúa con el mismo destino: el Oeste. ¿La calma que antecede la tormenta? Es lo más probable. Joel sigue queriendo toparse con su hermano menor, Tommy, ya que cree que se encuentra en peligro porque no se comunica hace semanas. Además, al ser un ex Luciérnagas, cree que puede saber dónde hay un laboratorio, para que traten a Ellie.

¡Atención que ahora se vienen spoilers! Cuando Joel y Ellie llegan donde Bill, se encuentran con una carta de despedida que dice: “Toma lo que quieras. Nunca fuiste mi amigo, pero te respeto. Yo odiaba al mundo y estaba feliz de que murieran todos, pero estaba equivocado”- Y agrega: “Te dejo mis armas y mi equipamiento. Te servirán para mantener a salvo a Tess”. Una patada de Liu Kang en la entrepierna dolería menos que ese final de la carta. ¡Nos quema el pecho!

Una vez que Frank enfermó, Bill no vio ninguna razón para seguir en este peligroso mundo. Como diría el Flaco Spinetta “no vería la razón, de seguir viviendo sin tu amor”. Bill le da una muerte digna a Frank, y se suicida con él, juntos en la cama, descansando para siempre. ¡Ay, no, qué fuerte! Ni Romeo y Julieta es tan dramático.

The Last of Us, la serie emblema del verano, sigue dando qué hablar con cada nuevo episodio. Una historia sorprendente, que resquebraja los bordes de la versión original de PlayStation, agregando un montón de matices y detalles que están escondidos pero a la vista. Hay que saber verlos y apreciarlos. Hasta el domingo que viene. Y recuerden: busquen siempre la luz.