¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

House of the Dragon,

episodio 5: tiempos de cambio

Escrito por:

Publicado: 21 de Septiembre 2022

Tiempo de lectura: 4 minutos

Fotografía:

Personajes de House of the Dragon reunidos en una mesa larga llena de comida

Son tiempos de cambio en Westeros. Y no parece que la paz y la prosperidad se mantengan por mucho tiempo más. Tras cinco episodios, la mitad de temporada de La Casa del Dragón muestra un tablero que poco a poco comienza a bañarse de sangre (como nos gusta), mientras las nuevas alianzas se tejen a espaldas del Rey y las tensiones se profundizan.

La serie avanza a velocidad crucero. Por ahora, han pasado 10 años desde que el Rey Viserys perdió a su exmujer y su bebé. Y de momento, para el capítulo 6, se estima que van a pasar otros 10, ya que las actrices Milly Alcock y Emily Carey dejan sus papeles de Rhaenyra Targaryen y Alicent Hightower, respectivamente, para darle lugar a Emma D’Arcy y Olivia Cooke. 

El escenario de House of the Dragon comienza a moverse. Y nosotros, como siempre, te traemos todo el análisis y resumen del quinto capítulo, cuyo nombre es “We Light the Way” (Nosotros iluminamos el camino). 

Y por si te lo perdiste, antes te dejamos nuestras reseñas del episodio 1×01, 1×02 y 1×03 y 1×04 de House of the Dragon.

¡Wedding time!

¿Alguien dijo boda roja? Bueno, no tanto, pero casi. Las bodas son cosa seria en el mundo de Juego de Tronos. Por algún motivo, nunca pueden terminar bien. Y esta no fue la excepción.

Junto a su nueva Mano, Lord Lyonel Strong (Gavin Spokes), el Rey emprendió un arduo viaje a las tierras de Lord Corlys Velaryon, con el propósito de casar a su hija, la heredera del Trono de Hierro, con el hijo mayor de la Serpiente Marina. Este, aún con resquemores pasados cuando el Rey rechazó a su pequeña hija, pone ciertas cláusulas, como por ejemplo el apellido que va a llevar el futuro heredero.

Palabras más, palabras menos: Lord Corlys no es ningún pelotudo. Lo cierto es que en el día de mañana, si la futura reina Rhaenyra tiene un hijo varón con Laenor Velaryon (Theo Nate), se supone que el chiquillo tendría que llevar el apellido paterno, es decir Velaryon. Esto al Rey no le hizo gracia en absoluto. Así que dispuso que tendrá el apellido paterno, hasta que le toque gobernar, y allí lo hará como un Targaryen. Lo primero es la familia.

Por otro lado, finalmente aparecieron dos dragones por parte de los Velaryon. Uno, visto en el capítulo del ataque a los Peldaños de Piedra, llamado Bruma, de Leanor. El otro aún es desconocido, pero las principales armas de las dos familias están a la vista, y la danza de dragones parece acercarse a paso acelerado. O eso esperamos.

Infamia, sangre y caprichos

Rhaenyra tiene otros dos pretendientes. Su guardia y protector personal, Sir Criston Cole, a quien le entregó su flor (y en consecuencia, le resta prestigio a la hora de casarse), y su tío Daemon Targaryen. Así es, ya lo vimos en Game of Thrones: entre familias incestuosas se habla otro lenguaje.

La cosa es que Daemon se empecinó en desposar a su joven sobrina. La excusa es perfecta: no hay sangre más pura que la de la familia. Pero al Rey esto no le gustó ni le va a gustar. Contando que mantiene un estado de salud delicado, un disgusto de semejante calibre puede ser letal. De todos modos, se ve al apuesto príncipe tirándole los cortes a su prima, Laena Velaryon (Phia Saban). ¿Quién sabe? Quizás haya otro matrimonio entre las dos grandes Casas a la vuelta de la esquina.

Entre tanto, Rhaenyra sabe de los gustos personales de su primo y futuro esposo Leanor. Ambos llegan a un acuerdo marital, aceptando que se trata de política, y que detrás de bambalinas pueden hacer lo que se les antoje. Sin embargo, durante la celebración, cuando todo parecía marchar bien, el ADN de Game of Thrones apareció en los puños de Criston Cole para destruir el momento… y la cara de Joffrey Lounmouth (Solly McLeod), el Caballero de los Besos y amante del heredero de la Casa Velaryon, quien había insinuado que sabía el secreto del Caballero de la Guardia Real y la princesa.

¿Quieres un poco más de sazón? De todos los presentes en el banquete, la única que no llegó a tiempo fue la reina, Alicent. Durante el discurso del Rey, hace su entrada y marca un grado de tensión espléndido. Es que la hija de la ex mano del Rey viste de verde, el color que el faro de la ciudad de Oldtown muestra cuando la casa Hightower llama a sus abanderados a la guerra. 

Viserys I Targaryen, Rhaenyra Targaryen y Laenor Velaryon, de House of the Dragon, reunidos frente a una mesa

El quinto episodio de House of the Dragon continúa con su cuota de telenovela que puede ser empalagosa, pero sienta las bases de acuerdos, alianzas y traiciones. Con la boda y el poderío bélico de la casa Velaryon en pantalla, este fue el episodio más Games of Thrones de todos hasta el momento. Todavía no parece estar cerca de alcanzar el nivel televisivo de las primeras temporadas de su predecesora, pero el camino está a la vista.

Así las cosas, queda por ver la mitad de la temporada, que seguiremos fielmente a través de nuestro plan de de televisión VTR y todos sus beneficios. Esperamos que en lo que venga en House of the Dragon, podamos disfrutar toda la violencia, sexo, fuego y sangre con la que GOT alimentaba nuestro sadismo. Por lo que hemos visto, pinta bien la cosa.