¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Volver al Futuro:

haciendo real lo imposible

Escrito por:

Publicado: 05 de Diciembre 2022

Tiempo de lectura: 4.5 minutos

Fotografía:

Póster promocional de Volver al futuro

Hacer películas sobre viajes en el tiempo es moneda corriente en el mundo de Hollywood. Desde hace varias décadas, sobre todo con el cambio de siglo, emergieron un sinfín de cintas relacionadas a las paradojas temporales, bucles en el tiempo y más cosas enredadas. Terminator (1984) Looper: asesinos del futuro (2012), Predestinación (2014) y Tenet (2020) son algunas de esas historias que han cautivado a las audiencias. Pero ninguna ha impactado tanto en la cultura popular, como la mítica trilogía de Volver al Futuro.

Y es que ser pionero en la materia, como lo fue Robert Zemeckis con esta apasionante aventura, es cosa seria. ¿Quién no pensó alguna vez en la posibilidad de subirse al DeLorean, marcar una fecha emblemática y partir hacia el pasado? ¡O ver lo que nos deparaba el futuro! Los viajes en el tiempo siempre han sido objeto de fascinación por el hombre, y esta mítica saga supo cómo llevarla a la gran pantalla.

Un joven estudiante que anda en skate y un científico excéntrico con las mejores ocurrencias, a priori no parece ser el mejor dúo para lanzar una saga. Pero… ¿y si lo es? ¿Y si traspasan toda barrera y se convierten en icónos pop inoxidables? No sabemos quién tuvo esa decisión final, solo podemos agradecerle. Marty McFly y Dr. Emmett Brown: ¡we love you guys so much!

Amamos Volver al Futuro, Y probablemente tú también (¿!a quién en su sano juicio no le gusta!?).  Por eso hoy, recordamos a esta legendaria trilogía que nunca pasa de moda, y que puedes ver gratis en VTR+, si tienes un plan de televisión.

Un millón de aciertos

Como todo en la vida, está lo bueno y lo malo. La película Volver al Futuro es todo lo bueno que se podían imaginar y más. Era 1985 y el género como ciencia ficción estaba a punto de marcar uno de sus máximos hitos. 

Michael J Fox y Christopher Lloyd, Marty y el Doc respectivamente, se subían a un auto y atravesaban nuestra línea temporal para ir al futuro y al pasado. Los márgenes se desdibujan, las posibilidades son esencialmente infinitas. Uno de los principales aciertos de la franquicia fue imaginar y mostrar el futuro. En la segunda entrega de la saga, Marty viaja al 2015, es decir 30 años adelante, y ve cómo funciona el mundo, sientiéndose como un sapo de otro pozo.

La genialidad de la película y de la saga es su atemporalidad. Si actualmente sigue siendo una joya del género y una de las películas más exitosas de la historia del cine, imagínate lo novedoso que fue en su época. Marcaron un momento específico, revolucionado la industria cinematográfica. 

Marty Mcfly llegando a la ciudad del futuro

Sin historia no hay película

Cien por ciento cierto: la historia es la reina de todo esto. Puedes tener muchas ideas geniales, creativas y novedosas, pero si la historia falla, entonces estamos mal.

A diferencia de algunas cintas con viajes temporales, donde entenderlo todo es imposible (cof, cof, Tenet, cof, cof), en Volver al Futuro es muy sencillo seguir el hilo. La película avanza de manera orgánica, justificando cada decisión y, principalmente, sin dejar cabos sueltos. Después, en la segunda y tercera entrega empezaron a aparecer algunos problemitas de paradojas y demás, pero ese es otro tema que hoy no nos compete. ¡Se los perdonamos!

El principal acierto sigue siendo el cast, su envidiable química, y cómo evolucionan a lo largo de la trilogía. La amistad entre el Doc y Marty es esencial, formando un lazo incondicional e inquebrantable. Tan icónica es su relación, que incluso han servido de motivación para series como Rick and Moty.

McFly viaja al pasado y conoce a sus futuros padres, incluso su propia madre se enamora de él. Luego va hacia al futuro, siempre intentando arreglar lo que hizo antes. Los viajes en el tiempo son así: tocas algo, y desconfiguras otra línea temporal. Entonces, si todo ocurre por una razón, ¿para qué queremos modificarlo? ¡Definitivamente mucho en lo que pensar!

Dr. Emmett Brown y Marty Mcfly sorprendidos, en escena de Volver al futuro

Si vas a viajar en el tiempo, hazlo con estilo

Ya hablamos de Marty, sus padres y el Doc, pero hay un elemento que se vuelve indispensable para que esta trilogía funcione a la perfección: el DeLorean. Antes de que Marty y el Doc se conozcan, este último parecía muy ensimismado en su trabajo. Y es que estaba justamente por lograr su principal objetivo, que era obtener el condensador de flujo, el principal componente que modifica al auto para que funcione como una máquina del tiempo.

Según el Doc Brown, si vas a viajar en el tiempo, mejor hacerlo con estilo. El DeLorean es estilo, sofisticación y modernidad. Un auto emblemático que conoce hasta el último habitante del planeta. Un auto que quedó grabado en la memoria de cientos de millones de personas, y seguirá haciéndolo aunque pasen mil años más. 

DeLorean, auto de Volver al futuro

No hay dudas de que esta franquicia es uno de los clásicos más clásicos dentro de los clásicos del cine. Con una buena historia y llena de curiosidades, ha sabido mantenerse en el tiempo y seguir divirtiendo a muchas generaciones. Y si quedaste con ganas de ver por vez número 19458 sus películas, o si nunca lo has hecho, entonces recuerda que en VTR+ puedes encontrar sus tres cintas. ¡Organiza una maratón de Volver al Futuro!