¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Succession 4x02: se aproxima

una noche de puñaladas

Escrito por:

Publicado: 03 de Abril 2023

Tiempo de lectura: 3.5 minutos

Fotografía:

Logan Roy, protagonista de la serie Succession, gritando
Captura: HBO Max

En este segundo episodio de la cuarta temporada de Succession, la serie top del momento, Logan Roy (Brian Cox) se mostró más fraternal y cálido que nunca antes. ¿Manipulación o verdad? Aún no lo sabemos, pero el viejo kraken empresarial siempre tiene un truco a disposición, ese as bajo la manga que hace que todo concluya de la misma manera: él parado sobre una pila de personas que solo pueden venerarlo mientras mastican rabia.

La lucha por el poder es incansable. Mientras la rebelión de los tres hijos -el cuarto ni pincha ni corta, ¿o tal vez sí?- continúa por un tortuoso sendero de destrucción, Logan pone una pausa estratégica con una nueva oportunidad de negocios que expande el abanico de posibilidades. En todo este trajín familiar, el viejo abrió torpemente su corazón y pidió disculpas, aunque llegan un poco tarde, probablemente 4 décadas más tarde.

¿Qué pasó exactamente en este nuevo episodio? Eso es lo que a continuación desmenuzamos, en nuestra reseña de Succession 4×02. ¡Si no viste el análisis del primer capítulo, te invitamos a leerlo!

Y si te estabas preguntando dónde ver Succession, la respuesta es realmente sencilla. A través de HBO Max, todos los domingos a las 22 horas, se emite un nuevo episodio de este drama monumental de alto vuelo donde el caudal de dinero que manejan sus protagonistas tiene las mismas proporciones que el Coliseo Romano. ¡Personajes millonarios cuya historia también puedes ver en VTR+!

La familia más disfuncional de la pantalla

Kendall (Jeremy Strong), Shiv (Sarah Snook) y Roman (Kieran Culkin) unieron fuerzas para desterrar a su padre de una vez por todas. Con el objetivo claro de quitarle Waystar Royco a Logan, optaron por crear una nueva compañía multimedios. Sin embargo, aprovechando que el proyecto no estaba del todo claro, los hermanitos decidieron pelear un último round con su padre, que creen abatido.

No tenemos que ser unos magos clarividentes para asegurar que es el error más garrafal que puedan cometer, pero tiempo al tiempo. Según Kendall, la diferencia es solamente de 100 millones de dólares. Y qué le va a hacer una mancha más al tigre: ¿acaso revivir? ¡Ay, por favor!

Entre tanta interna familiar, Connor (Alan Ruck) se desprende ambiguamente del resto del conflicto. Por el momento piensa en su candidatura presidencial, amargado por haber bajado del 1% y preparado para desembolsar una suma irrisoria de plata para volver a recuperar ese porcentaje. Y también con su casamiento, que no se sabe si se va a concretar.

Willa (Justine Lupe), su prometida, se escapa del simulacro de la ceremonia y lo deja a Connor con todas sus inseguridades a flor de piel. El hermano mayor de los Roy les plantea a sus tres hermanos menores ir a un karaoke, a un bar mundano donde puedan beber entre gente mundana. Allí, mientras el tridente Roy se pelea por su futuro incierto, Connor dice: “lo bueno de crecer con una familia que no te ama es que aprendes a vivir sin amor.” Un tiro en el tobillo duele menos.

Lo cierto es que Alan Ruck interpreta al personaje por el que nadie hincha, pero aún así, gracias a esta clase de diálogos, logra robar el protagonismo en cada una de las escenas en las que se encuentra. No esquiven al hermano mayor, que puede tener algo guardado para este final de la serie Succession.

Hasta que choque el viejo mundo con el nuevo

Protagonistas de la serie Succession discutiendo al rededor de una mesa
Captura: HBO Max

Logan quiere renovar su imperio. Quiere un medio veloz, ágil, ligero y salvaje. Quiere que sus empleados sean unos “putos piratas” que cuenten la verdad con una nueva intensidad, donde la oposición quede boquiabierta. Un poco mucho, pero para alguien como él todo es posible. El discurso que da en las oficinas es arrollador, y produce escalofríos en todos los presentes. Estar cerca de Logan es como caminar por un campo minado.

Al mismo tiempo, sus hijos pueden llevar adelante el ex medio de la familia Pierce. Sería algo favorable para todas las partes, pero algunos integrantes de este dramón quieren ver sangre, y mucha.

En este escenario, el tridente rebelde quiere fastidiar todavía más a su padre, intentando sacar todavía más dinero de la venta de Waystar. Lukas Matsson (Alexander Skarsgård) entra en escena con su titán tecnológico GoJo. Logan quiere persuadir a sus hijos de vender al precio estipulado y tener un buen renacer de los dos bandos.

Mientras Kendall y Shiv se mantienen firmes, podemos observar como Roman comienza a dudar. Siempre fue el hijo mimado, el menor. Y sus daddy issues incluso más grandes si se quiere que los de los otros hermanos, en caso de que se pueda poner en competencia a esta familia desquiciada. Roman visita a su padre y escucha una oferta que desde afuera parece difícil de rechazar.

¿Hay olor a traición? ¡Hay olor a traición! Habrá que esperar al próximo domingo para ver un nuevo capítulo de la cuarta y última temporada de Succession, de HBO, creada con meticulosa maestría por Jesse Armstrong. La familia Roy está a punto de subirse al ring una vez más. Veremos si se alinean momentáneamente para derribar el ego de Matsson o si se van a despedazar entre ellos.