¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

La caótica vida de Linda Blair

después de El Exorcista

Escrito por: Clack!

Publicado: 25 de Enero 2024

Tiempo de lectura: 4.5 minutos

Fotografía:

En Hollywood, las caídas en desgracia pueden ser muy fuertes, y Linda Blair definitivamente sabe bien sobre eso. El país de las películas es un lugar de luces y sombras, con focos que te apuntan y oscuridad total detrás de ellos. Se viven las dos caras de la moneda, la fama y el olvido de formas abruptas y espontáneas. 

Linda Blair, de pequeña, acostada en una cama riendo
Fuente: Rock and Pop

No necesitamos decirte que El Exorcista, estrenada en 1973 y dirigida por William Friedkin, es considerada uno de los más grandes clásicos del cine de terror. Hasta el día de hoy, muchos cinéfilos apasionados rallan la papa analizando esta obra, las extrañas historias de los actores de reparto e incluso el rumor de una “maldición” de la que su protagonista había sido víctima.

Tal fue el éxito de la intérprete, que estuvo nominada a los premios Óscar y ganó un Globo de Oro por su actuación como la aproblemada Regan MacNeil. Aun así, con el tiempo desapareció de la cima y quedó como un recuerdo en la mente de muchos espectadores. Pero la actriz sigue trabajando en múltiples proyectos, y por ello, en Clack! te ponemos al día con todo lo que ha sido de la vida de Linda Blair.

De la vida a la muerte y de vuelta con Linda Blair

Linda Denise Blair es conocida internacionalmente por su papel en El Exorcista como Regan, una niña que sufre una extraña posesión demoniaca. A este punto, ya es cultura pop que el afamado filme también fue muy difícil de grabar, con múltiples accidentes y hasta algunas muertes relativas a la producción. Esto llevó a muchos a creer activamente que la película estaba maldita.

Tanto la crítica como el mundo del espectáculo tenían a la prometedora joven de 14 años en la mira, pero las controversias de la película acabaron eclipsándola. Los medios de prensa la acosaban y los grupos religiosos la acusaron de blasfemia. Incluso, la productora Warner Bros. tuvo que contratar guardaespaldas por las constantes amenazas de muerte que recibía constantemente.

Tan profunda fue la sombra de Regan MacNeill sobre Linda, que en Hollywood empezaron a correr el rumor de que había sufrido un quiebre nervioso en el rodaje. Para ello, la actriz fue sometida a una gira de prensa internacional con un singular propósito: probar que no estaba peinando la muñeca y que era una chica común y corriente.

Pero a nuestra comadre le llovió sobre mojado. Su siguiente rol fue en la película Nacida inocente (1974), recordada por una controversial escena de abuso denunciada por las organizaciones feministas y la comunidad LGBTQ+. Tras esto, una seguidilla de fracasos en la taquilla marcaron el declive de la joven actriz de reparto.

Cuando Linda Blair volvió para El Exorcista II: el Hereje (1977), parecía que la había hecho de oro con su regreso. Pero la prensa se hizo pebre esta nueva entrega, siendo tachada como una de las películas más decepcionantes del año. Ese mismo periodo, la estrella fue arrestada y acusada de posesión de anfetaminas y cocaína, quedando en libertad condicional y con su reputación manchada.

Años después del estreno de la secuela de El Exorcista, algunas de las películas de Linda Blair fueron más de bajo presupuesto. Con roles en Cadenas Calientes (1983) y Roller Boogie (1979), comenzó a posicionarse como una nueva sex symbol de la época. De hecho, acabó apareciendo en portadas de la revista Playboy. Sin embargo, su carrera no terminó de regresar a la cima inicial de su filme más famoso.

Linda Blair joven
Fuente: We Got This Covered

El plot twist (positivo) que nadie vio venir

A pesar de todos los desaires vividos tras el lanzamiento de El Exorcista, Linda Blair en la actualidad ha declarado que se siente agradecida de las experiencias vividas. Nuestra chiquilla, resiliente y decidida, pudo soltar los tragos amargos de su experiencia en Hollywood, y dio un giro de 180° con su proyecto de vida más grande.

En los años 2000, fue presentadora en el programa Scariest Places on Earth, siguiendo una temática que disfruta, la fascinación con lo paranormal. Pero Linda es una auténtica caja de sorpresas, impactando a muchos seguidores al revivir a su personaje más célebre en El Exorcista: Creyentes (2023). ¡Toma cachito de goma!

Pero lo cierto es que estos días, la actuación no es prioridad para la icónica leyenda del cine. Desde 2004, la actriz dedica sus esfuerzos a la Linda Blair WorldHeart Foundation, una organización sin fines de lucro que se dedica al rescate y cuidado de los animales. Además, se volvió vegana en 2001 y ha luchado abiertamente contra la experimentación animal. ¡Ahí tienen a su supuesta adoradora de Satán, ingenuos!

Linda Blair sonríe mientras, detrás de ella, se exhiben productos para mascotas
Fuente: Chic Magazine

En entrevistas realizadas en las últimas décadas, Linda Blair ha mencionado que de no haberse dedicado a la actuación, le hubiera encantado ser veterinaria. Estas eran ideas que tenía antes de que El Exorcista le cambiara la vida (para bien y mal), pero no hay duda que la estimada actriz también está dejando un legado brillante gracias a su lucha contra la crueldad animal.

¿Cómo quedaste con Linda Blair y su biografía? Sin duda una historia compleja, llena de altos y bajos, que demuestra la fama fugaz que Hollywood da a muchas personas, y el costo que tiene. Si quedaste metido con la historia de esta leyenda, aprovecha de revivir El Exorcista en su Director’s Cut a través de HBO Max o VTR+ gracias a tu plan de televisión VTR. ¡Una experiencia formativa imperdible para cualquier fanático del terror!