¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Reseña de Top Gun Maverick,

la cinta que sigue rompiendo récords

Escrito por:

Publicado: 16 de Junio 2023

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Capitán Pete "Maverick" Mitchell piloteando un avión
Fuente: Paramount+

Maverick, como de costumbre, está piloteando un avión. Se encuentra en medio de una prueba que busca romper un nuevo récord de velocidad. Ya está retirado de la Armada tras 30 años de servicio. Ahora, el programa científico en el que él y su equipo están inmiscuidos pende de un hilo. Hay un general del ejército que quiere terminar con todas las pruebas y mandar a Maverick al retiro para siempre.

Maverick es el legendario Pete Mitchel, interpretado por el incombustible Tom Cruise. Primero en Top Gun (1986) y, más de treinta años después en la ¿inesperada? secuela, la película Top Gun: Maverick, dirigida por Joseph Kosinski. Maverick pone la nave a una velocidad de Mach 10, es decir: 10 veces la velocidad del sonido. Es el hombre con vida más rápido del planeta tierra. Nada mal para un valiente piloto de pruebas…

El interrogante sobre la continuidad de este universo emerge por la falta de una historia franquicia. De hecho, con el correr del tiempo, la película original no envejeció de la mejor manera. Pero con las facilidades actuales, y el poder de la nostalgia que late cada día más fuerte, filmar una nueva parte con cámaras y trucos de última tecnología tenía que ser un éxito. La película recaudó 1400 millones de dólares a lo largo del planeta.

Y es que a más de un año de su estreno, la cinta continúa rompiendo récords. Hace algunas semanas, se convirtió en la película de acción más taquillera en la historia de Japón, consiguiendo más de 101.5 millones de dólares. Además, es la cinta más vista a nivel mundial en Paramount+, streaming disponible en un plan de TV VTR. Todos estos datos nos parecen una excusa perfecta para hablar de esta cinta. ¡No te pierdas nuestra reseña!

La última misión

Fuente: Paramount+

La vida de Pete Maverick Mitchell cambia de la noche a la mañana cuando es destinado a la academia de Top Gun con el objetivo de entrenar a los flamantes y frescos pilotos de élite. Estos serán entrenados para realizar una peligrosa misión en territorio enemigo, y el mismísimo Maverick los va a entrenar. El escuadrón tendrá que pilotar a través de unos acantilados y destruir una planta de uranio ubicada en medio de un país sin nombre pero cercano a la OTAN. ¿Teléfono para Putin? 

Como condimento extra, se encuentra con el joven teniente Bradley Bradshaw (Miles Teller), el hijo de su difunto amigo Goose. El problema es que el protagonista siente una culpa insoportable por la muerte del padre de Bradley, conocido en la academia como Rooster. Y en un momento intentó poner en pausa la carrera de la joven promesa. Pero Bradley Rooster Bradshaw está allí, junto a los demás pilotos de élite, dispuesto a darlo todo.

Entre tanto, Maverick recupera a un amor del pasado. El romance no podía faltar en una entrega de estas características. Penny, interpretada por Jennifer Connelly, es el punto de apoyo de Pete Mitchell, un viejo amor con el que puede volver a intentar el trabajoso arte de enamorarse y vivir una vida de enamorados. ¡Qué viva el amor, Mav!

Una oda a la nostalgia

Pete Mitchell junto a Penny Benjamin en Top Gun: Maverick

Con un tono marcadamente ochentoso, por momentos con secuencias de videoclips de MTV, la película resulta un homenaje a su antecesora, al cine de acción y, principalmente, a Tom Cruise. El actor maduró y evolucionó notablemente en estas casi cuatro décadas. Y posiblemente tenga en su haber unas cuantas obras maestras (Magnolia o Eyes Wide Shut, por nombrar solo dos), sin embargo es aquí donde Cruise trasciende barreras con un homenaje que lo transforma en icono y uno de los actores más importantes de su generación.

Esta nueva Top Gun se centra en el entrenamiento y posterior enfrentamiento. El mundo real choca con los jovencitos pilotos, que a cuentagotas se prepararon con éxito para la misión suicida. Maverick deja el rol de profesor, porque está claro que este tipo de películas necesita un viejo héroe, que imparta sabiduría y talento a los flamantes graduados de Top Gun. El desenlace es exquisito, en una secuencia de alta tensión donde los personajes realmente parecen estar pilotando los aviones. ¡Estamos hartos de la pantalla verde, Marvel!

En definitiva, un film que vuela mucho más alto que el original, potenciando todas sus falencias y saliendo airoso. Eso sí: a no bajar la guardia, que hay momentos muy emotivos que te harán querer abrazar a tus padres. Tranquilamente, Top Gun: Maverick puede ser la mejor película de acción en lo que va de la década, sin embargo es el propio Tom quien puede desmitificar esto en un mes con el lanzamiento de Misión Imposible: Dead Reckoning parte 1.