¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Revisión de 'Nos conocimos en la realidad virtual':

encontrar el amor en el metaverso

Escrito por:

Publicado: 17 de Agosto 2022

Tiempo de lectura: 4.5 minutos

Fotografía:

Enero de 2020. El COVID-19 comienza a propagarse por todo el mundo, obligando a chorrocientos millones de personas a encerrarse en sus casas. Comienzan las cuarentenas, el distanciamiento social, el uso de mascarillas y de alcohol gel en cantidades infinitas. Nuestro mundo cambia, al igual que la forma de relacionarnos. Pero hay un lugar ajeno a todo esto: el metaverso de VRChat, un espacio virtual para compartir en línea con personas de todas partes. Y eso es lo que vemos en Nos conocimos en la realidad virtual.

Este documental de HBO, que también puedes ver en VTR+, explora la interacción entre seres humanos en un mundo en el que, en lugar de vernos físicamente tal cual somos, nos identificamos con avatares al más puro estilo anime. La producción nos sumerge en el día a día de un grupo de personas, quienes cuentan sus experiencias en esta realidad inmersiva, en donde, incluso, han encontrado al amor de sus vidas.

¿Es posible esto último? Quizá para la generación más boomer, este tipo de cosas no sean más que exageraciones o juegos sin sentido, por lo que podría resultarles algo muy difícil de comprender. Sin embargo, estas plataformas significan realmente una oportunidad para encontrar nuevas amistades, y eso el documental lo refleja a la perfección. Por eso hoy, en Clack! te hablamos de Nos conocimos en la realidad virtual, una mirada distinta de cómo nos podemos relacionar en la sociedad actual.

VRChat, el otro mundo

Para entender mejor esta producción, primero es necesario saber qué es exactamente VRChat, lugar en el que todo sucede. Se trata de un videojuego de realidad virtual, creado en 2014, en el que los jugadores se sumergen en un mundo en el que interactúan a través de avatares digitales. Pueden personalizar su aspecto, y moverse dentro del juego gracias al uso de gafas de realidad virtual. 

Es como un Habbo Hotel, pero a un nivel mucho más inmersivo: acá tu personaje no se mueve haciendo click en la pantalla, sino que tú eres quien debes moverte “en la vida real”, para que tu avatar haga lo mismo. Y ocurre de la misma manera para hablar. Así que puedes caminar, conversar con alguien o hasta bailar, con tal solo hacerlo estando en tu casa, usando casco de realidad virtual.

En este metaverso, se pueden crear distintas comunidades para encontrar personas con intereses similares a los tuyos. Además, hay variados juegos y actividades para que los usuarios disfruten del mundo virtual. En otras palabras, es un verdadero mundo alternativo.

El documental: grabación in situ

Como te imaginarás, VRChat vivió una increíble explosión con la llegada de la pandemia y el confinamiento. Ahí es cuando Joe Hunting, director del documental, decidió entrar en este entorno virtual para conocer en primera persona los lazos de amistad que se forman en él. De hecho, toda la producción está filmada dentro de este mundo, por lo que solo vemos a los avatares de los protagonistas, y nunca sus rostros reales.

¿Y qué protagonistas? Pues conocemos las historias de Jenny0629, Ray_is_Deaf, y las parejas DustBunny y Toaster, e IsYourBoi y DragonHeart. Por supuesto, todos estos son nicknames usados dentro del juego.

A través de entrevistas realizadas a estos jugadores, y un seguimiento a sus actividades cotidianas dentro de VRChat, podemos descubrir la fuerte conexión que logran desarrollar, a pesar de estar en una dimensión en línea. 

Dejar tus problemas atrás

La realidad virtual puede ser vista como algo negativo, que nos aleja del “verdadero mundo”. Pero para estas personas, es todo lo contrario. Es una vía de escape, un respiro para desconectar de los problemas que día a día padecen; una forma de tener una vida distinta. “Puedes ser quien siempre quisiste ser” comenta Toaster en el documental.

Y es que según la palabra de los propios protagonistas, en este tipo de mundos, puedes comenzar de cero. En la vida real existen las expectativas, la sociedad espera actúes de cierta manera. Pero en la vida virtual, nadie sabe quién eres.

Por ello, los jugadores pueden desechar sus miedos e inseguridades, para desenvolverse con un nuevo yo. Una vez que se conectan, dejan atrás todo su estrés y preocupaciones. Incluso, funciona como una técnica terapéutica: la jugadora IsYourBoi cuenta que gracias al metaverso, ha logrado superar el dolor causado por la muerte de un familiar. Ah, y también confiesa que antes ella solía ser muy amiga del trago, y que con su incursión en este mundo, ha podido dejar esta adicción. Nosotros le creemos.

Emociónate con las historias de este documental en VTR+

¿MetaTinder?

El amor en línea no es algo nuevo. LatinChat, MSN Messenger, Skype y muchos otros programas que han desfilado en todo el auge de internet, han servido como puente para vincular a personas, que de otro modo, nunca se habrían conocido. Lo mismo ocurre con los juegos.

Pero VRChat es un metaverso con un agregado especial: no sólo puedes hablar con la otra persona, sino que también verla e interactuar con ella en un mismo lugar. Allí es posible encontrar amigos, un hogar, y también una pareja.

El pololeo entre IsYourBoi y DragonHeart es unos ejemplos que el documental nos presenta. Ambos viven a 8000 kilómetros de distancia: DragonHeart vive en Miami, mientras que IsYourBoi en Reino Unido. Aún con esa distancia, desarrollaron una relación romántica. ¡El amor todo lo puede!

Lo interesante de esto es que sintieron atracción mutua no por el físico del otro, pues recordemos que usan avatares (que en algunos casos, son bastante pintorescos). Esto significa que el amor no surge con los rasgos físicos de la persona, sino más bien por lo que hace o dice. El clásico “lo que importa es lo de adentro”.

¿Quién podría criticar esta forma de encontrar una media naranja? Si hoy en día existen millones de personas que usan aplicaciones como Tinder, Badoo o Bumble para ese propósito, ¿por qué habríamos de mirar raro a quienes eligen mantener una relación en un metaverso?

Nos conocimos en la realidad virtual es una excelente opción para explorar en la realidad de otras personas, desde una mirada empática, pero permitiendo sacar nuestras propias conclusiones. Vivimos en una sociedad llena de violencia, problemas y cosas feas, y plataformas como VRChat permiten que muchos puedan abandonar por un rato esa realidad, e ingresar a una totalmente distinta, como si del ropero de Las Crónicas de Narnia se tratara. ¿Quiénes somos para juzgar a quienes les gusta construir una vida en un mundo digital?