¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Recordando Cachureos, el programa

infantil que marcó nuestra infancia

Escrito por:

Publicado: 03 de Octubre 2022

Tiempo de lectura: 2.5 minutos

Fotografía:

Tío Marcelo de "Cachureos" junto al Gato Juanito, Epidemia y el Conejo Wenceslao

“¡El grito, el grito, el grito!” ¿Cómo olvidar esa icónica frase que acompañó a muchos chilenos cada domingo? Una frase que desató la euforia de miles de niños y jóvenes, y que forma parte de un programa histórico de la televisión nacional. Hablamos nada más ni nada menos que de Cachureos, un show infantil que definitivamente marcó época.

Sí, se nos está cayendo el carnet al hablar de este programa. Pero a casi 40 años de su estreno, nos parece que es justo volver a recordar un clásico que se mantuvo por muuuchos años en TV, y que las generaciones de hoy no conocen. 

Por eso, y para que te animes a mostrar a tus pequeños este programa de antaño (que puedes ver en VTR+), hoy en Clack! hacemos una revisión de Cachureos. ¡Llegó la hora de que tus hijos también entren al club!

El éxito de Cachureos

Mucho antes de TikTok, Fortnite y Peppa Pig, existió un panorama perfecto para disfrutar cada fin de semana. Cachureos nació en 1983, y desde entonces se fue convirtiendo en el programa favorito de las familias chilenas. Fue una especie de misa de todos los domingos: por las mañanas, niños y sus padres se reunían frente a un televisor para ver con qué sorprenderían el Tío Marcelo y sus amigos. Seguramente tú fuiste uno de esos pequeños que siguió atentamente, con brillos en los ojos, las aventuras del programa.

Recordemos que el show se hacía en vivo en el estudio, por lo que niños y jóvenes podían asistir como público (lo que implicó que un montón de cabros chicos hicieran fila para entrar y disfrutar en primera fila). Pero también el elenco hacía giras por todo Chile, dando la oportunidad a que todos pudieran disfrutar in situ de las locuras y enseñanzas de los personajes. Globos, serpentinas, challa y en definitiva, muchos cachureos, fueron el sello de este proyecto infantil.

Los concursos, los juegos y los bailes formaron momentos memorables en el programa, creando una montaña rusa de emociones que deslumbraron a los pequeños. Pero si hay algo que hizo destacar a este show, fueron sus carismáticos corpóreos y sus canciones.

Personajes del programa infantil "Cachureos"

Personajes y temazos

Y es que el programa creó personajes que hasta el día de hoy son recordados. ¿Cómo olvidar al Gato Juanito? ¿O al Conejo Wenceslao? ¿O al Señor Lápiz? Fueron muchos los corpóreos que acompañaron a Marcelo Hernández, formando una verdadera familia televisiva. El Zancudo Draculón, Chanchoman, el León Chéster, Epidemia, en fin. Cachureos regaló un montón de personajes con los que uno podía elegir su favorito. Cada uno de ellos tenía su personalidad, forma de hablar y de moverse. ¡Y hasta canciones podían interpretar!

Y hablando de ello, la música fue uno de los aspectos que más sobresalieron en este show. Las canciones de Cachureos fueron verdaderos hits, que se llegaron a escuchar en las radios, ¡e incluso en las discos! Sí, mucho antes de sonar Ultrasolo, la juventud movía el esqueleto al ritmo de ♫Hay una mosca que se cayó a la sopa♫.

Pero el impacto verdadero de sus melodías lo pudimos ver en los cumpleaños de antes. Esos en los que había piñatas, gorros, bolsas con dulces y leche con chocolate. Allí, se musicalizaba la cosa con cassettes que tenían temazos como Yo soy Juanito, La chica ye-yé, A mover el pollo o la versión de Tarjetita de invitación de Epidemia. Aunque, tal vez, el mayor éxito musical de Cachureos fue Congelao. ¿Cuántos cumpleaños se habrán armado con estas canciones como playlist?

Todos los concursos, personajes, enseñanzas, videos y canciones que nos brindó este programa, es algo que vale la pena rememorar. Y si tú quieres que tus hijos o sobrinos disfruten de este show, recuerda que pueden hacerlo gracias a VTR+, la plataforma VOD de VTR. ¡Encuentra las mejores aventuras del Tío Marcelo y sus amigos!