¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

A propósito de Oppenheimer:

revisa los principales hitos de Christopher Nolan

Escrito por:

Publicado: 28 de Julio 2023

Tiempo de lectura: 5.5 minutos

Fotografía:

Christopher Nolan en la premiere de "Oppenheimer"
Fuente: Infobae

Este fin de semana pasado, el fenómeno Barbenheimer se apoderó de las salas de cine en todo el mundo. Barbie y Oppenheimer abrieron codo a codo sus primeras funciones, convocando a miles de fanáticos con outfits para la ocasión, y recaudando millones en la taquilla.

En Clack ya hemos hablado antes sobre lo último de la muñeca rosada en la pantalla grande. Pero no por eso dejamos de lado la última película de Christopher Nolan. Este drama existencialista de proporciones épicas es comandado por el genio máximo que es Tommy Shelby Cillian Murphy. Y al combinar impecable cinematografía y actuaciones espectaculares, se ha convertido en un hit total con audiencias y críticos.

Es por ello que nos tomamos un momento para mirar al hombre al mando de la cámara y las escenas. Con doce aclamados títulos a su nombre, Christopher Nolan se levanta como uno de los directores más admirados de nuestra historia. Y para celebrarlo, aquí te nombramos algunos de los principales hitos de su fructífera carrera. ¡Joder, Nolan sí que es cine!

Memento: la consolidación de un nuevo talento

Desde temprana edad, Christopher Nolan compartió su pasión por las cámaras y los libretos, experimentando con sus primeros cortos desde los 7 años. Y no solo eso, sino que antes de dedicarse a la dirección, pasó por cargos como analista de guiones y camarógrafo. Es por ello que su sello artístico posee un balance muy sofisticado entre lo visual y lo dramático.

La primera apuesta en la filmografía de Nolan, el largometraje noir Following, hizo su aparición en 1998, cuando tenía solo 27 años. Sin embargo, el primer gran éxito de su carrera llegó con Memento (2000), un thriller psicológico sobre un hombre que sufre de amnesia anterógrada. Con las actuaciones de Guy Pearce, Carrie-Anne Moss y Joe Pantoliano, esta cinta recaudó alrededor de 40 millones de dólares en la taquilla.

Para capturar la atención de la audiencia (y freír sus cerebros en el proceso), Nolan empleó la técnica de narrativa no lineal. Así, intercaló dos tipos de secuencias en el filme: una narrativa en blanco y negro y otra a color, pensada para reflejar el estado mental del protagonista. Como si fuera poco, la primera va en orden cronológico y la segunda en reversa. ¡Un auténtico rompecabezas cinematográfico!

El arribo del Caballero de la Noche

El Guason sentado frente a Batman, apuntándolo con el dedo
Fuente: El Comercio

El Batman de Christopher Nolan ha dejado una huella imborrable en la mente de los cinéfilos y de los insoportables del cine. A principios de los 2000’s, la reputación de este emblema de DC Comics estaba totalmente fiambre. Pero el tono más oscuro y realista de Batman Begins (2005) hizo que la audiencia se reencantara con este superhéroe.

Con la compañía de Christian Bale como el justiciero con logo de murciélago, Nolan emprendió toda una nueva era de cine de superhéroes. En 2008, El Caballero de la Noche nos dio la increíble interpretación de Heath Ledger como el Guasón, cuatro meses después de su tristísima partida a los 28 años. Para limitar los efectos especiales al máximo, el director insistió en emplear trucos físicos reales, llegando incluso a volar una fábrica entera.

Esta trilogía llegó a su fin con Batman: El Caballero de la Noche Asciende (2012), una pieza de magistral intensidad y terrorífica visión del mundo. Tal fue la calidad de su producción, que llegó a estar calificada entre los 10 mejores filmes de ese año por el Instituto Estadounidense del Cine (AFI). Nada mal para cerrar la historia de este popular superhéroe, al menos hasta que Robert Pattinson tomó la capa el año pasado.

Las proezas técnicas de Christopher Nolan

Uno de los aspectos por los que más fácil reconocemos a este autor es su increíble manejo de los efectos especiales. Muchas veces, emplea técnicas visuales orgánicas que no dependen de los computadores. Y además, encuentra fascinantes formas de contar una historia, llevándola a sus extremos más complejos.

Tomemos el ejemplo de Inception (2010), una de las cintas más clásicas de Nolan. ¿A quién no le destruye la mente esa recordada secuencia de sueños dentro de sueños? ¿Y las escenas en el mundo del Limbo? También tenemos la memorable Interstellar (2014) y su impactante construcción de mundo, un espacio inmenso y absorbente hecho, nuevamente, con uso reducido de tecnologías modernas. 

Probablemente, la apuesta más ambiciosa del director hasta la fecha es Dunkerque (2017). Esta cinta le valió a Christopher Nolan los premios Oscar en Mejor sonido, Mejor montaje y Mejor edición de sonido. Con el mínimo diálogo posible, miles de extras y el uso de embarcaciones legítimas, el cineasta logró reflejar la tensión y el terror de la Segunda Guerra Mundial a la perfección.

¿Y de qué se trata Oppenheimer?

Cillian Murphy interpretando a Robert Oppenheimer
Fuente: Radio Concierto

A la fecha, la última hazaña cinematográfica del director ha arrasado en la taquilla, sumando $240 millones de dólares. Además, las interpretaciones, efectos visuales y el estilo de la narrativa han conquistado a críticos y audiencias por igual. Matthew Jackson, especialista en cine de The AV Club, comentó que Oppenheimer es “una película que se graba en tu mente”. ¿Increíble, no?

Pero, ¿y de dónde sale todo el hype sobre esta historia? Fácil: se trata ni más ni menos que de Julius Robert Oppenheimer, conocido también como el “padre de la bomba atómica”. La película recorre distintas etapas de su vida, desde sus días en la universidad y pasando por su participación en el enigmático proyecto Manhattan. Así mismo, también aborda la construcción de la primera bomba atómica y las nefastas consecuencias de su uso.

Contando con una infartante lista de actores y comandada por el gran Cillian Murphy en una de sus actuaciones más icónicas, Oppenheimer se ha convertido en todo un fenómeno. En un mar de filmes que dependen del CGI, el desafiante Nolan se ha empeñado en reducir su uso al mínimo, sin olvidarse de cautivar al público. Si puedes, te recomendamos verla en la sala de IMAX de tu cine más cercano, para disfrutar de una experiencia más inmersiva.

Mientras te preparas para ver Oppenheimer, puedes ponerte al día con lo mejor de Christopher Nolan en películas. Para eso, te invitamos a recorrer el catálogo de filmes disponibles en HBO Max y VTR+. Aprovecha y haz tu propia maratón del aclamado director, pero recuerda tomar algunas pausas entre cada cinta. No exageramos. Tu mente te lo agradecerá. Nolan también. ¡En serio!