¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Liberen a Willy: un emotivo

reencuentro con la infancia

Escrito por:

Publicado: 06 de Enero 2023

Tiempo de lectura: 3.5 minutos

Fotografía:

Ballena saltando encima de un niño. Escena de la película Liberen a Willy.

Simplemente hay clásicos que jamás pasarán de moda, y Liberen a Willy (1993) es uno de ellos. La emotiva historia de Jesse (Jason James Richter) y su amigo Willy (Keiko, la orca) nos demuestran que no hace falta hablar el mismo lenguaje para darse a entender, y así poder conectar con fuertes valores como la amistad y el amor.

La icónica cinta dirigida por Simon Wincer fue todo un éxito en taquilla, gracias a que cautivó tanto a grandes como a los más pequeños con su ternura y optimismo. Si quieres sumergirte en una de esas películas con mensajes potentes y lecciones de vida, hazlo a través de VOD y sintoniza a tu ballena favorita. ¡Al día de hoy seguimos impactados!

Liberen a Willy (1993) nos cuenta la historia de un niño con problemas personales y una personalidad introvertida en búsqueda del paradero de su madre. Una noche junto a sus amigos, mientras caminaban por la calle, son interceptados por la policía. Al buscar un refugio, llegaron hasta un acuario donde se encontraba Willy, la orca que sorprendió a todo un planeta. Si te preguntas dónde puedes ver Liberen a Willy y su continuación, Liberen a Willy 2 (1995), revisa el catálogo de VTR+, curado por los mejores especialistas de cine. Saca tus cabritas y pañuelos para este emotivo reencuentro noventero, ¡los vas a necesitar!

El amor y amistad como protagonistas

Al comienzo de la película, podemos ver que Jesse forma parte de un grupo de amigos un tanto problemáticos y rebeldes, que comienzan a dibujar en las paredes al llegar al acuario. El acto se ve interrumpido cuando los descubre Randolph (August Schellenberg), quien obliga a Jesse a limpiar todo de inmediato.

Como nuestro joven amigo quedó amarrado a esta latosa tarea, es entonces donde comienza la conexión con el adorable Willy. No está de más aclarar que el cetáceo regalón también tenía un comportamiento indomable. Desde ahí, fue cuestión de tiempo para que ambos comenzarán un acercamiento que los convirtió en amigos inseparables. Esto se refleja particularmente en la épica escena donde Willy salva a Jesse, cuando este cae al acuario y la orca lo empuja hasta la superficie.

Además de este recordado momento, lo que más ha quedado en la memoria del imaginario popular es esa tierna melodía en armónica. ¿La recuerdas? Seguro que sí: Jesse le tocaba a Willy para comunicarse con él. Como buen caso de la música domando a la bestia, esta tonada hizo a nuestro amigo marino más mansito, encariñándose más con el niño de 12 años. ¡A pesar de no ser de la misma especie, tenían mucho más en común de lo que pensaban!

Sin duda una película para llorar a mares junto a toda la familia, con la historia de lucha por el respeto a los animales como punta de lanza. Liberen a Willy es una heróica aventura donde el compañerismo es otro de los valores que se recalcan en esta propuesta cinematográfica.

Animalismo y medioambiente

Niño y ballena sacando la lengua. Escena perteneciente a la película Liberen a Willy.

Esta historia se centra en el valor de la amistad y que no se necesita hablar el mismo lenguaje para conectar con el amor. Además, la narración ofrece una fuerte reflexión en torno el tema de respeto por los animales y cuidado del medio ambiente para concientizar sobre el verdadero valor de cada una de las especies que habitan en nuestro planeta.

En el caso de Willy, existe una suerte en cuanto a la posibilidad de volver a su entorno natural gracias a su nuevo mejor amigo. Actualmente, es posible visibilizar que esta demanda por cuidar nuestras especias se ha tomado en serio gracias a la activa participación de entidades animalistas y ambientalistas que luchan por rescatar zonas de sacrificio.

La mejor lección que nos deja Jesse y su acuático amigo Willy es que con perseverancia y compañerismo se puede hacer frente a una causa justa como lo fue la lucha de salvar a Willy.

Qué sería de nuestra infancia sin todas esas películas que solíamos ver en un VHS o, para los más tecnológicos, en un disco de película que se cuida como hueso santo para evitar que se rallara. Es seguro que aún existe entre polvo y cajas la cinta de Liberen a Willy con la icónica foto del salto de la ballena como un recuerdo de esos magníficos años que rápido se van.

Aprovecha la temporada y revive este clásico pop que se no olvida, ideal para disfrutar este verano junto a toda la familia, ahora en un formato digital, pero con la misma magia que supo tener décadas atrás. Ponle play en VTR+ y sigue tu maratón de cine con otras encantadores y divertidas historias para llorar y reír a carcajadas. ¡Las mejores películas veraniegas, todas en el mismo lugar!