¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Escrito por: Clack!

Publicado: 26 de Febrero 2024

Tiempo de lectura: 4 minutos

Fotografía:

Es regla que cada tanto salga una película sobre un rollo financiero, y Dumb Money (2023) es la de esta temporada. Esta producción llega de la dirección de Craig Gillespie, con una filmografía bien surtida que incluye a Cruella (2021) y la recordada I, Tonya (2017).

Sabemos que las películas financieras no son del gusto de todo el mundo, y en internet están muy asociadas al estereotipo de macho alfa. Pero esta peli sale de la norma por sus protagonistas y sus inicios más modestos. También desarrolla las dinámicas de las comunidades online y muestra personajes reales, clase media, que solo quieren forrarse, por lo que incluso uno podría sentirse identificado. 

Siguiendo los factores en común de este subgénero fílmico, Dumb Money está basada en hechos reales. Eso sí, en este caso la cinta fue harto más moderada en comparación a la realidad. La producción se basó en el libro The Antisocial Network de Ben Mezrich que recoge los detalles del caso. Así que si este artículo te deja con gusto a poco, ya sabes a dónde acudir.

Si ya viste la peli, este post es perfecto para ti, ya que explicaremos con manzanitas las artimañas financieras detrás de uno de los escándalos más insólitos en Wall Street. Si no la has visto, te advertimos que este artículo tiene muchos spoilers. Pero quizás te interese leerlo para entender el contexto antes de ver la peli, la cual encontrarás en HBO Max, incluido en los planes de VTR+

Dumb Money: de una comunidad de Reddit a Wall Street

El primer quiebre que hace Dumb Money es el perfil de sus protagonistas. Acá les diríamos “niños ratas”, porque todo partió en un Subreddit (una comunidad en Reddit dedicada a un tema específico) de personas comunes queriendo ganar plata. El que llevaba la batuta en este plan era Keith Gill (interpretado por el bueno de Paul Dano), más conocido como DeepFuckingValue en Reddit. Además, en su canal de Youtube “Roaring Kitten”, hacía sus análisis amateur de inversiones.

Fuente: Claire Folger

En pleno rebrote de COVID, Gill puso el ojo en GameStop, que fue la tienda más exitosa de videojuegos en Norteamérica, pero que estaba a punto de quebrar bajo el mismo destino de Blockbuster. En ese momento, sus acciones valían 5 dólares, un precio miserable a los ojos de Gill, quien pensaba que debían valer por lo menos $20. 

Entonces, en el Subreddit/WallStreetBets, Gill hace el post que cambiaría el rumbo de la empresa, de su vida y de la de mucha gente. Anuncia que hizo una inversión de $53.000 en acciones de GameStop, lo que equivale a nada más ni nada menos que 52 palos y fracción. Esta planta eran sus ahorros familiares que comparte con su señora, interpretada por Shailene Woodley.

Acá entramos a la aburrida parte técnica. Es sabido que los grandes inversores ganan cuando saben predecir qué va a pasar con las acciones de una empresa, y apuestan correctamente. En el caso de GameStop, se asumió que sus acciones seguirían bajando, por lo que los inversionistas se relajaron y compraron sus acciones a precio huevo.

Pero… no. Porque un montón de geeks de este Subreddit, al ver la inversión altamente riesgosa de Gill, se motivaron a comprar más acciones. En el mundillo a esta estrategia se le conoce como short squeeze. En término simples, significa apretarle el cogote a los grandes inversionistas con pequeñas compras en grandes cantidades.

¿Y cuál es la consecuencia directa? Que los magnates deben desembolsar más plata para comprar las acciones por las que apostaron a la pérdida, algo completamente fuera de sus predicciones. Es decir, los inversionistas perdieron, y los aficionados se forraron. 

Para que te hagas una idea, la inversión inicial de Gill superó los 33 millones de dólares, lo que en pesos chilenos son 32 mil millones. O sea, el compadre se jubiló. Nuestros mayores respetos.

Más que un trolleo a los ricachones: el impacto judicial del caso GameStop

Fuente: Sony Pictures

En la película, todos los temas legales de la historia pasan más o menos de forma lúdica. Esa es una de las críticas positivas, ya que no todos tenemos mentalidad de tiburón para entender estas cosas. Pero el caso fue bullado por los ricos, aplaudido por los proletas, y el show llegó hasta el Congreso gringo.

Uno de los conflictos derivados fue la censura de RobinHood. Es la app que facilita la compra de acciones a gente común y silvestre, la cual Gill y su pandilla online usaron para invertir en GameStop. Sin embargo, los ricos pusieron el grito en el cielo cuando empezaron a perder, y justo ahí RobinHood impidió la compra de acciones de GameStop. Sospechosa la w… diría el Bombo Fica.

La guinda de la torta fue que, los mismos empresarios que excluyen al gobierno de la economía, le suplicaron al Estado que regulara esta forma de hacer dinero tonto o dumb money. De ahí el nombre del filme. Por lo demás y como era de esperarse, el Subreddit donde nació esta iniciativa fue borrado de la faz de internet.

Claramente se picaron. Personas con aspiraciones y ganas de tener una vida mejor, se unieron en pos de un objetivo en común. Le ganaron a los lobos de Wall Street en su propio juego, y eso es lo relatable de esta película y de la historia. Este caso abrió el incómodo debate de si realmente el mercado se regula solo, y qué tan transparente son sus negocios.Dumb Money viene como anillo al dedo a esta era de descontento social, y que se relaciona, por ejemplo, la huelga de guionistas y actores. Nos presenta un caso financiero con un elenco variado y un guion súper entretenido, que sin dudas te dejará metido en este mundillo. Si quieres saber como termina, no te queda más que ver la película.