¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Industry: la serie escondida de HBO

que no sabías que necesitabas

Escrito por:

Publicado: 17 de Agosto 2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Eres un joven universitario, recién graduado de tu profesión. Eres un pollito lleno de sueños, ansioso por empezar tu carrera laboral de la mejor manera posible. Pero la vida de inmediato te pega un charchazo terrible: acabas de aterrizar en un mundo cruel, recontra competitivo y muy, pero muy estresante. ¡Eso es Industry, de HBO!

Sí. El duro golpe de realidad que muchos sufren al llegar a su primer empleo es el corazón de esta serie dramática, de la que creemos no se habla lo suficiente. Una tragicomedia que nos muestra a un grupo de inteligentes pero inexpertos profesionales que llegan como trainees o pasantes a Pierpoint & Co, un importante banco de inversión de Londres. Ahí es cuando comienza una lucha por conseguir uno de los puestos de trabajo. ¡Solo habrá cupo para la mitad de ellos!

Una premisa que nos recuerda al sacrificado Chris Gardner de En Busca de la Felicidad (2006). Aunque en Industry la competencia es mucho más descarnada: los protagonistas están en un ambiente lleno de envidia, ambición y toxicidad. No es precisamente el mejor clima laboral.

Te hemos contado brevemente de qué se trata la serie, pero ahora te diremos 4 motivos que, a nuestro juicio, convierten a esta producción en una joyita que debes ver. Eso sí, ¡no leas este artículo mientras estás en hora de trabajo! Algún compañero podría acusarte de estar sacando la vuelta…

¡Mira en VTR+ cómo estos pasantes se sacan los ojos unos a los otros por conseguir un trabajo!

Terrible inspiración

El estrés laboral es una realidad. Por ello, no nos resulta difícil imaginar que muchas personas puedan sufrir una ataque de pánico, ansiedad o furia al verse sobrepasadas por sus tareas o el ambiente competitivo en el que están. Precisamente un episodio así, que ocurrió en la vida real, sirvió como inspiración para la serie.

Según indica Forbes México, Jane Tranter, cofundadora de Bad Wolf (productora que realizó Industry) comentó que la idea para ese show surgió luego de que en 2013 escuchara la trágica anécdota de un joven profesional que murió en el baño de un banco de inversiones de Londres, todo por el colapso que le produjo su sobreexigencia en el trabajo. ¿Algo peor que morir sentado en la taza del baño?

Una bandera roja que los creadores de la serie quisieron llevar a la pantalla chica para mostrar cuán salvaje e inhumana puede ser la presión del trabajo.

Amig@, date cuenta

En la misma línea con lo anterior, Industry sirve para abrir el debate respecto a hasta qué niveles de autodestrucción podemos llegar con tal de lograr el éxito, entendiendo esto como conseguir un contrato de trabajo, lograr metas con clientes o recibir el elogio de los jefes negreros.

¿Por qué aceptamos esto? ¿Por qué dejamos que el trabajo nos consuma, afectando a nuestra vida personal? Preguntas que la serie va dejando como semillitas por el camino, mostrando la alta toxicidad que muchas empresas tienen.

Y los cuestionamientos a la industria también se hacen presente. Con cada episodio, podemos reflexionar sobre la existencia de muchos lugares de trabajo en donde a los altos mandos le importa un moco sobreexigir a los empleados, sobre todo cuando estos no son más que trainees que están con los dientes apretados intentando quedarse con un puesto de trabajo. Los procesos de selección son, en ocasiones, una especie de El juego del Calamar, en donde la desgracia del otro es la alegría propia. Y eso lleva a tomar acciones que perjudiquen a un compañero, con tal de salvarnos el pellejo. El clásico “el fin justifica los medios”.

Otras bondades del capitalismo salvaje

Si bien la serie muestra las miserias que podemos ver en el mundo profesional respecto a la codicia y envidia, también toca otras temáticas que surgen de la insana competitividad y malos tratos. Así es como el machismo, la desigualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y el acoso laboral, se desarrollan a través de las vivencias de los protagonistas.

Y eso no es todo: también podemos ver cómo buscan refugio en las drogas, el sexo y otros vicios. Cuestiones que van normalizando en su vida, mezclándose con el trabajo y la vida social, haciendo difícil separar la faceta profesional de la personal. 

La serie muestra lo malo, sin decirlo

Lo mejor de todo, es que Industry expone todo lo feo que sucede en el sector empresarial, sin decirlo directamente. O sea, se encarga de mostrar las distintas situaciones en las que se ven envueltos los personajes, pero en ningún momento te dice “oye, mira cómo se aprovechan de este pobre joven”. Somos nosotros, los espectadores, quienes vamos sacando nuestras propias conclusiones y dándonos cuenta de lo descarnado que pueden ser el trabajo, los compañeros y los altos mandos. 

Esto es Industry, una excelente serie que corre la cortina para divertirnos y hacernos pensar con la realidad que muchos sufren en sus primeros trabajos, en mayor o menor medida. Así que ya sabes, si trabajas en un ambiente como en el de la serie, quizá deberías cambiar de aires. ¡O terminarás como Michael Douglas en Un día de furia (1993)!