¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

La historia real detrás de

Oso Intoxicado (Cocaine Bear)

Escrito por:

Publicado: 22 de Noviembre 2023

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Primer Plano de un oso rugiendo en medio de un bosque
Fuente: Variety

Grandes cineastas a lo largo de la historia han dicho que se puede lograr una buena película con muy poco. En el caso de Martin Scorsese, se necesita un personaje principal alejado de la realidad, habitante de los márgenes. Para Jean-Luc Godard, con una mujer y una pistola ya puedes contar una historia eficiente.

De esta manera, queda en evidencia que con un oso negro salvaje y una montaña de cocaína desperdigada por todo el bosque, es más que suficiente. Elizabeth Banks, la actriz, productora y directora estadounidense, llevó esta historia a la pantalla grande bajo el nombre de Cocaine Bear (2023). La película es una amalgama de gore y momentos de comedia de terror negra, donde este pobre oso drogado tuvo que pagar las consecuencias a causa de una sobredosis de cocaína mortal.

¿Cuál es la historia real de Oso vicioso?

En el sureste de Los Estados Unidos de América, durante septiembre de 1985, un narcotraficante se desprendió de una buena parte de su cargamento en un bosque de Georgia cuando su avioneta presentó fallas mecánicas. Inesperadamente, en tierra firme, un oso negro oriundo de la zona se topó con la mercancía extraviada y la tragedia se desencadenó.

Esta, al igual que el resto de las películas de Elizabeth Banks, como la saga de Los Juegos del Hambre (2012-2015), donde interpretó a Effie Trinket y Los Angeles de Charly (2019), como directora, han dado mucho que hablar. Si Banks está involucrada, habrá revuelo garantizado

Y si todavía no has visto Oso intoxicado, la flamante película protagonizada por Keri Russell y Ray Liotta en lo que fue su último papel, puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar desde HBO Max, gracias a tu plan de televisión de VTR, y en VTR+ desde el 25 de noviembre, presionando el botón VOD de tu control remoto.

La adicción momentánea pero letal de un oso a la cocaína

Cuando salió el tráiler de Cocaine Bear, su popularidad aumentó exponencialmente. Es que se trataba de un tópico surreal. Un oso negro de casi 230 kilogramos tomando cocaína en un bosque y asesinado a personas. ¿Cómo?, aunque principalmente: ¿por qué?

Tal cual mostraba el tráiler, aunque de una manera llevada al extremo, el tierno osito se convirtió en una fiera asesina capaz de llevarse por delante a todos. (Sí, desde ese día algo cambió dentro de Lotso). Así fue como un dispar grupo conformado por policías, delincuentes, turistas y adolescentes se enfrentan a esta enorme problemática en medio del bosque de Georgia.

El dato curioso que nadie se esperaba, o en realidad nadie recordaba, era que esta premisa estaba basada en hechos reales. Al menos parcialmente. Lo cierto es que el oso murió rápidamente por la inhalación de esta droga prohibida, pero la película teoriza con la idea de qué hubiese ocurrido si el oso no moría y atacaba a cuanto humano se le cruce por el camino.

Las autoridades correspondientes encontraron estas bolsas desgarradas, con la droga desparramada y un cuerpo de un oso gigante sin vida al lado. Tras la autopsia correspondiente, el médico forense confirmó lo que se suponía, el mamífero había muerto por sobredosis. Ni al mejor guionista de Hollywood se le podría haber ocurrido.
En la película de Banks, alrededor de 135 kilos de cocaína fueron arrojados desde una avioneta entre la frontera de Georgia y Tennessee. 80 bolsas de lona de alrededor de medio kilo se esparcieron por el bosque, y más de una decena de cuerpos mutilados y desmembrados por todos lados. ¡Por todos los santos!