¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

El mago de Oz:

descubre los horrores detrás de su rodaje

Escrito por: Clack!

Publicado: 06 de Noviembre 2023

Tiempo de lectura: 5 minutos

Fotografía:

Había una vez, una película de El mago de Oz (1939) a la que le rondaba una terrible maldición… Bueno, no estamos seguro de esto, pero tal vez esa es la razón de por qué el rodaje de una mágica fábula terminó convirtiéndose en una pesadilla. Sobre todo, para el elenco, liderado por una Judy Garland, quien tan solo tenía 16 años.

El mago de Oz
Fuente: Univision

Por si no lo recuerdas, El mago de Oz está inspirada en la novela infantil El maravilloso mago de Oz de L. Frank Baum. La obra narra la historia de Dorothy Gale, una niña que es transportada por un tornado hacia la mágica tierra de Oz. Allí conoce a un espantapájaros que habla, un león cobarde y un hombre de lata. Juntos emprenden una aventura por un largo camino amarillo, en busca de Glinda, la bruja buena.

Una historia hermosa, llena de enseñanzas para grandes y chicos. No obstante, los días de rodaje, bajo la dirección de seis directores (porque Víctor Fleming no fue el director original), no fueron nada de fáciles. A continuación, te detallamos algunos de los horrores detrás de El mago de Oz y te aseguramos que, luego de leer esto, no podrás escuchar Somewhere over the rainbow de la misma forma.

¿Sabías que El mago de Oz (película) fue grabado en un set asesino?

La tierra de Oz es un lugar mágico, lleno de colores y experiencias alucinantes. Claramente, llevar esto al cine en la década del 30, y de una forma realista, no debe haber sido nada fácil. Por esta razón, no solo pintaron caballos reales de rojo con una pegajosa gelatina o mantuvieron al elenco en un rodaje eterno a más de 40°, sino que por poco los intoxican con asbesto.

El objetivo era lograr una nieve que se viera real y fuera duradera, para lo cual optaron por lanzar al aire copos de asbesto. ¿El problema? Este material es tóxico,  por lo cual debieron detener las grabaciones, pues tanto los actores como los miembros de producción, se estaban intoxicando al inhalar un elemento carcinógeno. Esta puede ser la razón de por qué Dorothy tiene una cara de “hermanito, llévame pa’ la casa” en esa escena.

Escena de El mago de Oz en la nieve
Fuente: x.com

Maquillaje y vestuario maldito

Definitivamente, Judy Garland, Jack Haley, Bert Lahr y Margaret Hamilton fueron los que peor lo pasaron en El mago de Oz, reparto que dio vida a Dorothy, el Hombre de hojalata, León cobarde y la malvada Bruja del Oeste, respectivamente.

La joven Judy fue obligada a usar un corsé de hierro durante las grabaciones, para que así su cuerpo representara el de una niña de 12 años; no obstante, el aparato desvió su columna. Además, fue constantemente criticada por su peso, por lo que le solicitaron ingerir dexidrine, un fármaco adelgazante al cual se volvió adicta.

Por otra parte, Bert Larh fue obligado a usar un traje de piel de león real, el cual no solo expedía un olor fétido, sino que también pesaba más de 40 kilos. ¿Te imaginas bailar y cantar con una sonrisa en la cara mientras cargas, literal, parte de un cadáver encima?

En cuanto al maquillaje, Jack Haley y Margaret Hamilton se llevaron la peor parte. El primero interpretaba al Hombre de hojalata, razón por lo cual el departamento de maquillaje decidió cubrirle el cuerpo con polvo de aluminio. Nuevamente, no leyeron las instrucciones del envase, y el pobre actor terminó internado en la clínica, pues sus pulmones habían colapsado. Es decir, por poco lo mandan al patio de los callaos.

El hombre de hojalata
Fuente: La piedra de Sísifo

Por lo visto, nada traía señales de alerta en ese tiempo, pues el maquillaje verde que cubría el rostro de Hamilton para interpretar a la bruja mala también era tóxico. Y no solo esto, sino que también era difícil de quitar, lo cual los llevó a utilizar químicos muy fuertes, los que dejaron a la actriz con cicatrices de por vida.

Los enanos más depravados de la tierra de Oz

En un momento de la historia, los cuatro aventureros se encuentran con los muchkins, enanos risueños y danzantes. Sin embargo, en la vida real eran hombres de 40 años aproximadamente, que se emborrachaban a diario e, incluso, hacían orgías en el set.

Lo peor de todo, es que aprovechaban su estatura para acosar sexualmente a Judy Garland, mirando por debajo de su falda o tocando sus partes íntimas. ¡A plena luz del día! ¡Y nadie hacía nada!

munchkins mago de Oz
Fuente: CulturaOcio

La leyenda del ahorcado

Por último, El mago de Oz también tiene una historia que mezcla lo paranormal y la nota roja. Hablamos de la supuesta silueta de un hombre ahorcado que se puede ver en una escena de la cinta. (Adjuntamos prueba a continuación)

ahorcado en El mago de Oz
Fuente: TN

La leyenda dice que durante el rodaje uno de los munchkins se colgó, debido a la cantidad de drogas y alcohol que consumían, y que simplemente la producción no habría notado su cuerpo durante el rodaje. Otros lo asocian a algo paranormal, a una entidad que decidió hacer acto de presencia en esta película infantil.

No obstante, la versión “oficial” dice que lo que se ve en pantalla es la silueta difusa de un faisán o un pavo real. Porque sí, también usaron a su antojo distintos animales en la película. Ahora bien, ¿a ti te parece que tenga figura de ave? ¡Sospechoso!

Si quieres buscar la figura y ponerle pausa para analizarla en vivo y en directo, te recordamos que la película está disponible en HBO Max, streaming gratuito con tu plan de televisión VTR.

De ahora en adelante, cuando te cueste levantarte para ir a trabajar, recuerda que nada es tan terrible como lo que vivió el elenco de El mago de Oz. Y es que si su rodaje se alargaba unos días más, iban a seguir el camino amarillo derechito al cielo.