¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Narucosas: 5 datos curiosos

de Naruto que quizá no sabías

Escrito por:

Publicado: 11 de Agosto 2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fotografía:

Detén a cualquier persona en la calle y pregúntale si sabe quién es Naruto. ¡Te apostamos un plato de ramen a que sí lo conoce! O al menos alguna vez habrá escuchado su nombre. Y es que Naruto es uno de los animes más famosos de las últimas décadas, sentándose en la misma mesa de otros icónicos títulos como Dragon Ball, One Piece o Pokemon.

Su popularidad sigue estando en la cresta de la ola, a pesar de que la serie terminó en 2017. Son millones los fanáticos alrededor del mundo que aman a este ninja que sueña con convertirse en Hokage, y seguramente tú también seas uno de sus seguidores. 

Pero aunque sea un anime archiconocido, aún quedan cosas por descubrir. ¿Cómo es eso? Bueno, existen unos cuantos datos que continúan siendo desconocidos para algunos. Por eso, a continuación te traemos un jutsu de 5 curiosidades de Naruto que capaz no sabías

¡Espera! Antes, te contamos que la serie se encuentra disponible en HBO Max a partir del 1 de agosto. Así que si tienes un plan de televisión VTR, puedes acceder al streaming de forma completa y ver Naruto online en HD, para que revivas en la mejor calidad la aventura ninja de nuestro rubio protagonista. 

Ahora sí, ¡sigamos!

¿Bandanas por estética? Nah, por flojera

Hay muchos elementos que hacen destacar a los ninjas o shinobis dentro de la serie de Naruto. El empleo de armas como shurikens y kunais, además de complicados movimientos de manos para invocar increíbles poderes, forman parte del día a día de los personajes. Pero si hay un accesorio que les da todo el estilo, esa es la bandana.

Este objeto, conformado por una placa de metal en un trozo de tela, es el sello con el que se identifica a cualquier ninja. Cada placa tiene grabado un símbolo de una de las aldeas ninjas de la historia, que en el caso de Naruto, es la aldea oculta de la Hoja. 

Bueno, resulta que este artículo no es más que producto de la flojera. Sí, porque Masashi Kishimoto, creador del manga en el que se basa el anime, introdujo la bandana para que fuese más fácil dibujar a todos los personajes. En un principio, Naruto llevaba unas gafas, pero Kishimoto se dio cuenta que sería muy cansador dibujarlas todas las semanas, por lo que se le ocurrió reemplazarlas por la bandana. Inteligente, ¿no?

Improvisando sobre la marcha

No es muy popular decirlo, pero lo cierto es que Kishimoto fue creando su historia al mismo tiempo en que esta se iba publicando en la Weekly Shōnen Jump, revista que acogió el manga. La razón de esto se debe al ritmo agitado que llevan los autores de este tipo de cómics, que semana a semana deben tener listo un capítulo para ser lanzado. Además, si sumamos la presión y exigencias de los editores, quienes piden cambiar o agregar cosas en la historia, que originalmente no estaban planeadas, no resulta tan loco que el pobre Kishimoto tuviera que hacer unos cuantos malabares para seguir adelante con Naruto. ¿Qué tan diferente habrían sido algunas cosas de la serie si el autor no tuviese la presión del tiempo? Eso nunca lo sabremos.

Harry Potter y el cocinero mago

Lo que sí podemos imaginar es cómo habría sido Naruto si, en lugar, de ninja, hubiese sido mago. ¡O tal vez chef!

Estas no son ideas antojadizas, sino que realmente pudieron haber sucedido. Y es que cuando Kishimoto se encontraba en plena fase de creación de su historia, tuvo algunas ocurrencias que hoy en día nos parecen locas, a la luz de cómo terminó siendo la obra de Naruto.

En primera instancia, pensó en crear una trama de cocineros. Sí, en lugar de usar el rasengan y el jutsu clones de sombra, quizá Naruto habría utilizado técnicas culinarias para preparar los más ricos platos. Y es que Kishimoto es un fanático de la gastronomía de su país. De hecho, el ramen es su plato favorito, y uno de sus ingredientes se llama Naruto.

Y como si lo anterior fuera poco, al autor también se le pasó por la cabeza desarrollar una historia de magos. Esto porque quería que sus personajes tuvieran grandes poderes, y para eso, había que dar una explicación. Ahí es cuando aparece el recurso de la magia, al más puro estilo Harry Potter.

Pero finalmente descartó la idea, y se decidió por el camino ninja que todos conocemos y disfrutamos.

¡Disfruta de las aventuras de Naruto en HBO Max con VTR!

Naruto en tiempos modernos

Otra idea loca: Naruto haciendo de las suyas en tiempos de smartphones, automóviles y wifi. Eso perfectamente pudo pasar. O bueno, con la tecnología que había en los 90.

Resulta que el piloto de Naruto estuvo ambientado en una ciudad moderna, y no en el Japón antiguo. De hecho, el mismo protagonista era en realidad el zorro de nueve colas, en lugar de ser un humano con el demonio sellado dentro de él.

Este piloto fue publicado en la revista Akamaru Jump, y si bien su historia sería totalmente cambiada, sirvió para echar las raíces de lo que sería el tratamiento del tema ninja en el futuro de la obra. ¡Interesante!

El origen de Sasuke Uchiha

Mucho antes de Attack on Titan y el auge del rompecorazones Levi Ackermann, hubo otro personaje de anime que enamoró a la audiencia: Sasuke Uchiha. Este frío e inteligente ninja es uno de los más populares de Naruto, rivalizando con el protagonista.

Para crearlo, Kishimoto se inspiró en uno de los personajes más clásicos de los mangas de la vieja escuela. Hablamos de la historia llamada Sasuke, de 1961, dibujada por Sanpei Shirato. En ella, el protagonista del mismo nombre logra convertirse en un ninja poderoso, aunque solitario, tras la aniquilación de su familia y la aldea en donde vivía, a manos de un clan enemigo.

¿Te suena conocido eso? Pues a nuestro Sasuke Uchicha le ocurre algo muy similar, con un trasfondo casi idéntico, que lo convirtió en uno de los personajes referentes de la serie.

sasuke-uchiha

¿Conocías estas curiosidades? Sin duda, Naruto en un anime que marcó época, y que probablemente seguirá vigente por muchísimo tiempo. Una serie de nuestra infancia, que nos enseñó el valor del esfuerzo, perseverancia y el nunca rendirse. ¡De veras!