¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Basta de darle vueltas al asunto: Tom Cruise es una leyenda del cine. Y está vivo, en plena vigencia, haciendo películas que se vuelven clásicos de manera instantánea, como la flamante Top Gun: Maverick (2022). 

Cruise es la mayor prueba de que se pueden seguir haciendo blockbusters por fuera del canon de los superhéroes. La nueva Top Gun lleva recaudados alrededor de 900 millones de dólares, convirtiéndose en el film más taquillero en el haber de Tom. Y no parece detenerse pronto.
Así es que aprovechando este nuevo boom del inagotable actor, en Clack! te traemos un breve repaso de lo que ha sido la carrera de Tom y sus películas. Atento porque puede que te encuentres con algunos datos que no sabías.

El momento exacto en el que nace la leyenda

Te preguntarás cómo se dio a conocer este astro del séptimo arte. Corría el año 1983 y el bueno de Tom tenía tan solo 24 años. El director Paul Brickman lo convocó para la polémica Negocios riesgosos. Allí, el actor aparece en una escena vistiendo un slip y medias blancas, con una camisa a medio abrochar mientras canta Old Time Rock & Roll de Bob Seger (años más tarde, el mismísimo Ricky Martin recrearía esta icónica escena en un Lip Sync Battle). 

El resto es historia. Así fue como el mito comenzó a dar sus primeros pasos, por aquel momento alejado de los tiros y las explosiones (aunque no tardarían mucho en llegar). ¿Quién iba a pensar que ese jovencito en paños menores se convertiría en la leyenda que es hoy?

Luego, vendría su emblemático personaje Maverick de Top Gun (1986) que lo lanzaría al estrellato como uno de los actores del momento, ya que su carisma funcionaba en partes iguales para el público femenino y masculino. De aquí en adelante, su camino fue en ascenso ininterrumpido. En otras palabras: Cruise aparecía hasta en la sopa.

¡Con una suscripción VTR podrás ver Negocios riesgosos en HBO Max sin pagar adicional!

Un actor multifacético

Lejos de encasillarse en un único género, su versatilidad lo llevó a realizar una increíble cantidad de papeles de todas las variedades posibles. ¿Comedias románticas? Tenemos al entrañable Jerry Maguire (1996), un mánager de deportistas que se antepone a las normas del mercado y lo deja todo para hacer su propia compañía. Este papel llevó a Tom a su primera nominación para los premios Oscar, aunque el galardón lo ganó Cuba Gooding Jr.

¿Quieres dramas para llorar como una Magdalena? Aquí aparece un largo abanico de opciones: Rain Man (1988), donde se hace cargo de su hermano autista encarnado por un genial Dustin Hoffman. También tenemos a Magnolia (1999), una película con múltiples protagonistas, con un Cruise en un papel que resalta entre los personajes de su carrera.

Durante la década de los 90, Tom quiso despegarse levemente del galán heroico y trabajar en papeles de otra profundidad, que requerían más habilidades actorales y menos destrezas físicas. Esta búsqueda se refleja en Ojos bien cerrados (otra cosecha 1999), de Stanley Kubrick. Este film rompió el récord de Guinness en cantidad de días de filmación (¡46 semanas!), y también rompió por completo su matrimonio con Nicole Kidman, pero esa es otra historia.

Y si de acción hablamos, la lista es interminable. En su trayectoria tiene a la que, para muchos, es la mejor saga de acción de la historia: Misión Imposible (1996-presente), uno de los papeles más memorables del actor, encarnando a Ethan Hunt. También encontramos otros títulos como Minority Report (2002), Colateral (2004), Jack Reacher (2012), y la lista puede continuar hasta el infinito y más allá.  

Son las mil y una caras de las películas de Tom Cruise. El norteamericano trabajó prácticamente con todos los mejores directores del mundo del cine: Martin Scorsese, Stanley Kubrick, Michael Mann, Steven Spielberg y Paul Thomas Anderson, entre muchos más. 

Su currículum habla por sí solo. Pero lo importante es la huella que deja en sus trabajos, casi como una marca imborrable y reconocible: son las Tom Cruise películas. Uno puede saber que va a estar él, prácticamente sin ver el póster.

¡Jerry Maguire, Minority Report, Ojos bien cerrados y más están en VTR y HBO Max!

¿Dobles de riesgo? No lo sé, Rick…

Algunas personas no lo saben, pero Tom Cruise se toma verdaderamente a pecho su trabajo y no utiliza dobles de riesgos. ¡Sí, así como lo lees! El actor se ganó parte de su merecida fama por hacer sus propias escenas de riesgo. Y cuando decimos escenas de riesgo, nos referimos a una serie de locuras una más disparatada que la otra. Sus principales hitos se encuentran dentro de la franquicia Misión Imposible

En Repercusión (2018), la última entrega de la saga hasta la fecha, saltó desde un avión a 7.000 metros de altura. Nada de pantalla verde, CGI y demás innovaciones tecnológicas. ¡No, señor, es hora de saltar! 

Otro ejemplo lo tenemos en Nación Secreta (2015), en donde Cruise se colgó del costado de un avión que lo elevó 300 metros en el aire. ¿Quieres más? En la misma película mantuvo la respiración bajo el agua durante unos seis minutos, lo que requirió entrenamiento militar avanzado. ¡Es un todoterreno este hombre!

Todas estas destrezas son parte de su ADN y lo llevaron a ser uno de los actores más grandes de Hollywood. Por eso, en Clack! celebramos a Tom, a la nueva Top Gun, y a todas las aventuras que todavía están por venir.

¿Quedaste con ganas de maratonear películas de esta estrella del cine? Si eres suscriptor VTR, puedes disfrutar de las mejores cintas de Tom Cruise en VOD y HBO Max. ¡Encuentra títulos clásicos y contemporáneos para disfrutar en la comodidad de tu hogar!