¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Keanu Reeves posando para unas fotografías
Fuente: REUTERS

Si hay una estrella de cine que ha sabido mantenerse vigente durante mucho tiempo, esa es Keanu Reeves. Con una carrera que se extiende por más de cuarenta años, este legendario actor ha construido un legado impresionante de trabajos que van desde películas de acción hasta dramas épicos. Una trayectoria que podemos calificar de casi única, pues hoy en día, en la industria de Hollywood, son muchos los casos de rostros que caen en el olvido luego de protagonizar grandes películas. ¡Sino pregúntenle a Macaulay Culkin!

Pero a Keanu eso ya no le pasó. Este señor de las cuatro décadas (de trayectoria) sigue conquistando fanáticos alrededor del mundo. Y es que su talento y carisma son indesmentibles. Desde su papel como Johnny Utah en Point Break (1991) hasta su interpretación más reciente como John Wick, Reeves ha demostrado ser un actor versátil, convirtiéndose en una verdadera monedita de oro del mundo cinematográfico. 

Y aprovechando que estamos ad portas de ver de nuevo a este cotizado actor en acción con el estreno de John Wick 4, queremos hacer un breve repaso de lo que ha sido su progreso por la industria de Hollywood. Por eso, en Clack! te contamos sobre la carrera de Keanu Reeves y sus películas

Desde chiquitito en el teatro

Reeves nació en Beirut, Líbano en 1964, aunque a los 3 años se mudó con su familia a Toronto, Canadá. Allí creció y comenzó a desarrollar su amor por la actuación, iniciándose en obras de teatro locales. A los 15 años, encarnó a Mercutio en una producción teatral de Romeo y Julieta en el Teatro Leah Posluns. 

A los 17, armó maletas y petacas y se fue a Estados Unidos a cumplir el sueño americano. Gracias a la gestión de su padrastro, que le consiguió una tarjeta de residencia permanente, Reeves pudo aterrizar en gringolandia, radicarse allí y darle de lleno a sus aspiraciones como actor de cine. Aunque, claro, primero partió trabajando en papeles menores. Hizo su primera aparición como actor de TV en un capítulo de Hangin ‘In, y a principio de los 80, estuvo en algunos anuncios de publicidad. ¡Incluso trabajó en uno de Coca-Cola!

Comienza su aventura en el cine

Reeves hizo su debut en la pantalla grande en el drama de culto A la orilla del río (1986), en donde Keanu interpreta a un joven que duda si delatar o no a un amigo que mató a una persona. La película fue bien recibida por la crítica, y los aplausos para la interpretación del canadiense no se hicieron esperar, marcando el comienzo de una carrera llena de éxitos para él. ¡La leyenda iniciaba!

Durante los 90, Keanu Reeves se convirtió en una estrella de acción gracias a películas como La magnífica aventura de Bill y Ted (1989) y Máxima velocidad (1994). En esta década, el ex Coca-Cola también participaría en cintas de corte romántico como Un paseo por las nubes (1995) y Feeling Minnesota (1996).  ¡A este actor no solo se le da bien la acción, sino que también el romance! 

Despertando al mundo: Keanu Reeves, Matrix y la fama mundial

Pero no cabe duda que el punto de quiebre, el antes y después, el momento cumbre de su carrera, se produjo con la llegada de una revolucionaria película dirigida por las hermanas Wachowski. Hablamos de Matrix (1999), y decimos revolucionaria porque fue una cinta que puso en la juguera una brillante trama de ciencia ficción, elementos filosóficos y unos efectos visuales innovadores para la época. ¿El resultado? Una cinta que se transformó en un ícono de la cultura popular. ¡Y que te vuela la cabeza!

Con su papel de Neo, Keanu Reeves definitivamente se hizo un rostro archiconocido en todo el mundo. ¿Cómo olvidar esas míticas escenas de acción? Ver a Neo esquivando balas como si fueran poca cosa, o protagonizando espectaculares coreografías en sus peleas contra el Agente Smith, fueron momentos simplemente sublimes. Es tanto el impacto que ha tenido esta película en la industria del cine, que incluso ha sido referenciada en otras populares cintas como Shrek. Y sí, el hecho de que Shrek te haga un guiño, es el máximo indicador de éxito que puedes tener. 

Keanu Reeves interpretando a Neo en la película Matrix, deteniendo las balas con solo levantar una mano
Fuente: Warner Bros

Un éxito que no acaba

La fama máxima había llegado para Keanu Reeves, y de ahí en más, nunca se esfumó. A Matrix y sus secuelas, que puedes ver gratis en HBO Max gracias a los beneficios de tu plan de televisión VTR, se sumó una variedad de películas que fueron engrosando su filmografía. Entre ellas, por supuesto destaca John Wick (2014), una película de acción con una trama sólida y una realización impecable que la convirtió en una de las franquicias de acción más exitosas de los últimos años. ¡Todo por vengar a su perrito!

Keanu Reeves alzando en brazos a un cachorro en la película de acción John Wick
Fuente: Summit Entertainment

Además, Keanu ha participado de otras películas como El Día que la Tierra se Detuvo (2008), 47 Ronin: La leyenda del samurái (2013) y Constantine (2005). En esta última. Reeves interpretó su papel favorito, según comentó en una entrevista de 2019 con el podcast The Big Ticket. En dicha cinta dirigida por Francis Lawrence, Reeves dio vida a John Constantine, un personaje cínico dotado de la extraña capacidad de comunicarse con seres mitad angelicales y mitad demoníacos. ¡Quién diría que este sería su rol preferido!

A lo largo de su brillante carrera, Reeves ha demostrado ser un actor dedicado y apasionado. Ha sido elogiado por su capacidad para conectar con su audiencia y transmitir una gran cantidad de emociones con sus papeles. Y los buenos comentarios no solo vienen por su faceta actoral, sino que también por sus acciones benéficas, pues es conocido por donar a varias causas y organizaciones. Por ejemplo, se sabe que donó el 70 por ciento de sus ingresos por Matrix a la investigación de la leucemia, según consigna The New York Times. ¿Hay algo que este hombre no haga bien?
Es Keanu Reeves, damas y caballeros. Un ejemplo de éxito y dedicación en el mundo del cine. Con una variedad impresionante de trabajos y una presencia impactante en la cultura popular, este actor ha sabido mantenerse más vigente que nunca. Y no parece que vaya a detenerse. ¡Que siga así!