¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Julia Roberts junto a Richard Gere en una escena de Pretty Woman
Fuente: Fotogramas

Cuando pensamos en escenas icónicas del cine, o recordamos aquella época de los 90 que tanto romantizamos, las películas de Julia Roberts son el referente infaltable. Con frases precisas y una actitud desenfadada, la actriz se ha ganado la admiración del público y los elogios de la crítica.

Con un Óscar y tres Globos de Oro, Roberts a sus 56 años sigue con su legado intacto y recibiendo guiones de grandes directores. No sin hacer polémica, ya que según las malas lenguas no es la más querida por sus colegas, pero lo que hoy nos convoca es su currículum objetivamente exitoso. Si eres fan del cahuín ¡ups!, será para la próxima.

Las historias protagonizadas por Julia Roberts son nostálgicas y emocionantes. Sabemos que a veces solo necesitas una película que te reconforte, así que te dejamos una selección de sus películas más taquilleras. 

Personajes precisos: la clave del triunfo

Julia Fiona Roberts nació bajo el signo de Escorpio. Los fans de la astrología estarán de acuerdo que representa muy bien el arquetipo, dado su talento para interpretar situaciones y emociones intensas. Creció en una familia de actores, en un ambiente liberal y desarrolló un fuerte vínculo con sus hermanos.

Con apenas 20 años se mudó a Nueva York para perseguir una carrera de actuación, tal como lo hizo su madre alguna vez. Empezó con proyectos pequeños, y tuvo apariciones cortas, pero clave como en Miami Vice, serie que fue furor en la televisión yankee.

Su primer gran papel llega con la ambiciosa producción de Steel Magnolias (1989). En medio de un elenco coral de experimentadas actrices, Julia logró resaltar con su interpretación, lo que le valió su primera nominación al Óscar. Luego vino el éxito indiscutible de Pretty Woman (1990), coprotagonizada con Richard Gere, el amor platónico de nuestras madres y tías, y con justa razón. 

Su personaje de Vivian Ward marcó un precedente, no solo por ser considerado “polémico” por los más cartuchos. La verosímil performance de Roberts, distinguida por su extroversión, vulgaridad y simpatía, se ganó la atención de la crítica y los corazones de la audiencia. No está de más mencionar que esto le dio otra nominación a la Academia, esta vez como Actriz Principal.

La estrella americana por excelencia

Julia robert siendo abrazada por Rupert Everett en la película la boda de mi mejor amigo
Fuente: RTVE

A partir de aquí la carrera actoral de Julia agarró vuelo, sacando papeles a un ritmo sorprendente. De este periodo, destacamos El Informe Pelícano (1993): un thriller de acción y drama político. Aquí encarna a Darby Shaw, una estudiante de derecho que investiga sobre el asesinato de dos jueces, lo que pone su vida en peligro.

En esta odisea, se alía con el periodista Gray Gratham, interpretado por el mismísimo Denzel Washington. Juntos se enfrentan a personajes poderosos y siniestros en un caso de conspiración empresarial y corrupción. Nuevamente, la actriz cosecha un éxito comercial. 

Si bien hay algunas producciones que pasaron sin pena ni gloria, el hecho es que Julia era de las actrices más solicitadas en Hollywood. Era regla que hiciera un personaje memorable cada tanto, como en el caso de La boda de mi mejor amigo (1997).

Julia sin dudas fue la más destacada del elenco. Interpretó a Julianne Potter: una exitosa crítica culinaria que será dama de honor en la boda de su mejor amigo. El plot twist es que se da cuenta de que está enamorada del novio, por lo que se propone a sabotear la boda a cualquier costo.

Estamos de acuerdo que es una antagonista en toda regla. La gracia de su actuación es que hizo digerible un tipo de persona que, en la realidad, digámoslo como es, sería insoportable (sorry not sorry).

Podemos decir con seguridad que Julia tuvo el peak de su carrera a finales de los 90. Ya consagrada como “La novia de América”, se coronó como la reina del género cómico-romántico protagonizando Notting Hill (1999) junto a Hugh Grant. Un combo poderoso, el mayor relationship goals del momento.

Ella, una exitosa actriz de Hollywood; él, dueño de una librería en Londres. Sus caminos se encuentran cuando Anna Scott cruza el Atlántico para el rodaje de una película. Por puro azar entra en la librería de William Thacker y el resto es historia: comienzan a salir y se rinden ante la química mútua.

Sea una excusa válida o no, lo cierto es que Anna comete muchos errores y su estilo de vida condiciona su responsabilidad afectiva con Will. Pero eventualmente ella se abre al amor, culminando con su icónica línea «Soy solo una chica, de pie frente a un chico, pidiéndole que la ame». Apostamos que con las green flags de Will tus estándares románticos no serán los mismos después de esta peli.

Un año después, abre el milenio con broche de oro en Erin Brockovich (2000), dirigida por Steven Soderbergh. Aquí vuelve al género dramático con la historia de Erin Brockovich-Ellis, activista ambiental que ganó una demanda colectiva contra la Pacific Gas and Electric Company. Con este personaje consiguió finalmente el Oscar a Mejor Actriz en 2001.

Más que una Mujer Bonita

Julia Roberts sonriendo a la camara para una alfombra roja
Fuente: Los Angeles Times

A partir de esta década, Julia Roberts baja el perfil en lo mediático y se aleja un poco del género que le dio fama. Algunos títulos destacados son: La sonrisa de la Mona Lisa (2003), Closer (2004), y La Guerra de Charlie Wilson (2007), un drama histórico junto a Tom Hanks.

Entrando la década del 2010 se ha ido inclinando más a lo dramático. Protagonizó August (2013) con Meryl Streep y un connotado elenco que se desarrolla en torno a un drama familiar. 

Más adelante, estrena Wonder (2017), que según IMDb es su película mejor calificada. Su papel de Isabel, quien es madre de un niño de 10 años que padece una deformidad facial, sacó las lágrimas de muchos de sus espectadores.

En su última entrega, Ticket to Paradise (2022), vuelve a la comedia romántica junto a George Clooney. Nos presenta a una pareja divorciada que viaja a Bali para evitar la boda de su hija. Quizás no sea el guion más memorable, ¡pero es perfecta para ver con tu mamá! Porque obvio que va a querer ver a su celeb crush junto a su ícono de moda de la juventud. 

En lo que respecta a Julia Roberts, películas tiene del año que le pidan (literalmente). Y a pesar de haber triunfado gracias a las películas románticas, ha demostrado su versatilidad y ha cultivado un legado viviente. 

Esto es solo una probadita de su filmografía que puedes encontrar en HBO Max, streaming al que puedes acceder gratis gracias a tu plan de televisión VTR. Así que te invitamos a comprobar tú misma/o si logra ganarse tu simpatía. Spoiler: lo más probable es que sí.