¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Fotografía de Jason Statham
Fuente: Getty Images

Si tuviéramos que elegir un equipo para salvarnos del fin del mundo o de ser secuestrados por la mafia, seguro incluiríamos al gran Jason Statham. El actor británico de 56 años ha destacado por ser un antihéroe en películas de acción como El Transportador (2002), Rápidos y Furiosos 7 (2015), y Megalodón (2018). Un hombre que, con su mirada intimidante y dominio de artes marciales mixtas, es capaz de enfrentar a cualquier rival, incluso a animales prehistóricos de 276 dientes.

En Clack!, te contaremos cómo el destino lo llevó desde el modelaje y las competencias de saltos ornamentales a protagonizar algunas de las cintas de acción más icónicas del último tiempo. Así que, mientras hacemos la previa para ir a ver Megalodón 2 (2023), te invitamos a conocer las mejores películas de Jason Statham.

Una pizca de herencia familiar y una buena dosis de adrenalina

Puede ser difícil imaginar que la familia de Statham no se dedique al espionaje o al físico culturismo, pero la verdad es que sus padres son actores, con trayectoria en teatro musical. ¿Te imaginas a Jason Statham en Los Miserables? Hubiese sido posible si él hubiese seguido fielmente los pasos de sus progenitores; sin embargo, de joven siempre sintió un especial interés en los deportes de alto rendimiento y en las artes marciales mixtas

Luego, comenzó a experimentar con cámaras a través del modelaje, y después de descubrir que su belleza era fructífera (¿quién lo diría?), decidió mezclar sus pasiones y postular a las primeras películas de acción. Así, el año 1998, debutó en Juegos, trampas y dos pistolas humeantes (1998) de Guy Ritchie, una filme que gira en torno a apuestas y crimen organizado. 

De esta forma, el actor pasó los siguientes años dando vida a papeles secundarios en películas de este género; no obstante, fue en el año 2002, con El Transportador, que conoció la fama máxima. Definitivamente, fue aquí cuando Jason Statham conquistó al mundo con su musculatura, interpretación y habilidad para llevar a cabo las escenas de acción sin requerir de un doble.

La cinta narra la historia de un exmilitar que se gana la vida transportando mercancías de todo tipo en su Mercedes-Benz. Para llevar a cabo sus misiones se apega a tres reglas fundamentales: nunca modificar el trato, no saber el nombre de los involucrados y nunca ver qué hay dentro del paquete. Pero, obviamente, las reglas están hechas para romperse, y es así como de pronto descubre que su última entrega es un poco peculiar, metiéndose así en un montón de problemas y enfrentamientos. 

Pero, como es Jason Statham de quien hablamos, sobrevivió para darnos al menos tres películas de El Transportador. Convirtiéndose así su primer protagónico en una trilogía de culto para los fans del cine de acción. 

Jason Statham interpretando a Frank Martin en la película "El transportador", quitándole a Lai un trozo de cinta adhesiva de la boca
Fuente: Filmaffinity

La consagración de un nuevo peso pesado de Hollywood

Una vez alcanzada la gloria con El transportador, comenzó a ser considerado para producciones de gran prestigio, como el remake de The Italian Job (2003), donde compartió pantalla con Edward Norton y Charlize Theron. Los siguientes tres años los aprovechó al máximo, tanto para dar vida a personajes de acción en Colateral (2004), Celular (2004) y Caos (2006), como para experimentar otros géneros, como el drama épico en En el nombre del Rey (2006) y el romántico en London (2005).

Sin embargo, parece que la versatilidad actoral no es su fuerte y el papel que le sale mejor es aquel que se lanza a matar a cualquier contrincante. Lo bueno es que él también se dio cuenta de esto y el 2007 regresó al cine de acción junto al gran Jet Li, en la película El asesino (2007), donde se enfrentan en búsqueda de venganza. 

A continuación, siguió consagrando su rol de antihéroe en cintas llenas de enfrentamientos cuerpo a cuerpo y adrenalina. Llegando incluso a ser parte del incomparable elenco de Los Indestructibles (2010), filme escrito y dirigido por Sylvester Stallone (¡el mismísimo Rambo!), quien trajo a la pantalla toda la esencia de las películas de acción de la década de los 80’. 

Después del honor de participar en la trilogía creada por Stallone (porque finalmente todas las películas de acción se vuelven trilogía), fue parte de producciones como El Especialista (2011), donde interpretó al sicario Arthur Bishop, y Asesinos de Elite (2011), donde compartió escenas junto al gran Robert De Niro (“¿Are you talking to me?”).

Pero, ¿creías que todo se quedaría en ver a Jason Statham en “simples” luchas cuerpo a cuerpo contra rivales armados? ¡Obvio que no! Para el cine de acción CLARAMENTE no hay límites

Inmortal e invencible: a Jason Statham solo le falta la capa

Quienes disfrutan del cine de acción saben que existen unos nuevos superhéroes en Hollywood. Y no, no hablo de personajes de Marvel ni DC, me refiero a un grupo de musculosos de poca cabellera que de pronto se volvieron completamente indestructibles. Entre ellos encontramos a Dwayne Johnson “La Roca”, Vin Diesel, Dave Bautista, y obviamente, a nuestro querido Jason Statham.

Ingresó a este selecto grupo luego de dar vida a Deckard Shaw en la saga Rápidos y Furiosos, un exagente de las fuerzas especiales británicas que se fue al lado oscuro de la fuerza, convirtiéndose en mercenario. Claramente, como todo nuevo personaje de esta historia, se enfrenta a la familia de Toretto en impresionantes peleas, llenas de acrobacias sobre autos y explosivos amenazantes.

Como el personaje de Statham tuvo buena recepción entre la audiencia, estrenaron en 2019 un spin-off llamado Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw (2019). Donde el personaje de Statham, junto al personaje de “La Roca”, el agente especial Luke Hobbs, buscan capturar a un peligroso terrorista. En esta entrega, puedes disfrutar de escenas llenas de realismo y ciencia pura, como en las que Hobbs y Shaw maniobran una grúa para detener un helicóptero al borde de un barranco en Samoa. 

Jason Statham junto a Vin Diesel cargados de una sierra eléctrica y un hacha respectivamente

Ahora, si hablamos de escenas difíciles de procesar, Megalodón y su secuela recién estrenada en cines Megalodón 2, se llevan el premio mayor. Jason Statham, encarnando a un buzo de la armada estadounidense llamado Jonas Taylor, enfrenta a un tiburón prehistórico de 23 metros, el cual se creía extinto hace millones de años. Lo anecdótico es que de los dos el que corre más peligro parece ser el tiburón. 

Y prepárate, porque la continuación que ya se encuentra en las salas de cine, promete luchas cuerpo a cuerpo entre Statham y un megalodón aún más grande que el de la primera película. ¡Imperdible! 

Jason Statham al interior del submarino de la película "El Megalodón"

Por eso, si quieres disfrutar de clásicos de acción de Jason Statham, películas como Celular o Megalodón son perfectas para ti. Lo mejor es que ambas están disponibles en el streaming HBO Max, el cual viene incluído sin costo adicional en tu plan de VTR. Así que prepara tus cabritas, toma asiento y deléitate con las hazañas de este superhombre.