¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

The Regime llega con

mucha ironía y poco drama

Escrito por: Clack!

Publicado: 10 de Marzo 2024

Tiempo de lectura: 3.5 minutos

Fotografía:

Fuente: HBO

¡Tenemos alerta de comeback! Así es. Nuestra patrona Kate Winslet está de vuelta en la pantalla chica, lista para la nueva miniserie del momento. The Regime (2024) es el caballito de batalla de turno de Will Tracy, previamente guionista de Succession (2018-2023) y El Menú (2022).

El pasado domingo, esta sátira política, por fin, vio la luz y se estrenó para todos en las pantallas de Max. ¡Pero bueno! A trabajar, como diría Mr. Increíble, porque esta reseña no se escribirá sola. Tenemos mucho que decirte y, como siempre, en Clack! estamos al pie del cañón con lo nuevo de este mes.

Obviamente, si sigues leyendo es bajo tu propio riesgo. Porque este artículo está plagado de spoilers. ¡No digas que no te avisamos!

Quítate tú, que llegó la caballota, la diva, la potra

Fuente: Men’s Health

Partimos el episodio con la llegada de un misterioso convoy militar hasta las afueras de un hermoso palacio. Como si estuviéramos en una obra de teatro, empiezan las presentaciones de los personajes. El primero de ellos, un aturdido Zubak (o Herbie, para los cristianos), que está encarnado por el actor Matthias Schoenaerts.

Luego, los dos ministros de confianza de la Canciller (porque así le dicen a la patrona Kate Winslet en la serie) aparecen en escena. Con encuadres y tomas que van en picado, por un momento, nos sentimos tan confundidos como el cabo Zubak. Allí, en esa habitación tan oscura e insospechadamente insalubre, le explican su misión.

Herbie ha sido seleccionado para servir personalmente a la Canciller Elena Vernham. Una mujer extremadamente peculiar, mañosa, hipocondriaca, dura y sentimental. Todo a la vez. A tropezones, le dan instrucciones de lo que tiene que hacer y debe seguirlo a la pata de la letra.

Pero, como Herbert Zubak, seguimos perdidos y no terminamos de entender qué es lo que está pasando. Solo fluimos y tomamos de la mano a Kate y la seguimos en todo, mientras nos deleitamos con sus delirios y salidas de libreto. Cualidades que, por cierto, adquieren un tono más chistoso gracias a la exquisita banda sonora de Alexandre Desplat.

Aunque ya hemos visto a Winslet en cosas más livianitas, como comedias románticas, es raro verla aquí, así, de esta forma. Encarnando a la cabeza de un régimen autoritario de un país de Europa Central ficticio. Nos declaramos, sin duda alguna, viudos de Mare of Easttown (2022).

El régimen autoritario de un país imaginario

Fuente: Le Devoir

Kate Winslet lo da todo. Tanto como su personaje, Elena, lo da todo mientras canta If you leave me now de Chicago en el banquete del Día de la Victoria. Sin embargo, no creemos que este papel pueda hacerla llegar al Emmy como en otras ocasiones.

Si bien es una actriz camaleónica, ella no puede salvarlo todo en la pantalla. La presencia de otros actores de renombre, como Hugh Grant, nos hace creer que estamos a punto de encontrarnos con una joyita. Sin embargo, The Regime nos deja con gusto a poco en esta primera pasada.

Este pequeño estado extremadamente autoritario intenta reencarnar lo que han hecho otros pequeños estados extremadamente autoritarios en el mundo real. Pero no es suficiente. La información que tenemos sobre la historia es, hasta ahora, básica. Hay humor y mucha ironía, pero no saca tantas risas como esperaríamos.

Obviamente, nos hacemos responsables de nuestras expectativas. Sabemos que no estamos en The Crown (2016-2023). Y acá estamos, simplemente enfrentando, como Zubak, los niveles de humedad y hongos que hay en el aire del palacio de la Canciller.

Aunque claro, hacia el final del primer episodio, nos damos cuenta de que el apodo de “carnicero” lo tiene bien ganado. Porque en la medida que se hace más cercano a Elena, aprovecha de motivarla de creer que el mundo la quiere hacer débil. De que está enferma, cuando realmente no es así.

¡Y ahí quedamos, con el corazón en un hilo! Aunque, no, tampoco se siente así. Solo terminamos con Elena haciendo un nuevo discurso.

Uno en el que anuncia que, tras el incidente de la noche en que fue atacada por un minero opositor, daba marcha atrás a las negociaciones con Estados Unidos y había decidido cortar cabeza de sus ministros de confianza. Y eso es todo. 

¿Qué opinas tú? ¿Crees que la cosa se irá poniendo mejor en The Regime o estamos frente a una idea muy buena que no terminó bien? ¡Cuéntanos en nuestras redes sociales! Y recuerda, gracias a tu plan de televisión VTR, podrás tener acceso a todos los estrenos de esta temporada en Max.