¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Películas de terror de

payasos para quedar tiritón

Escrito por: Clack!

Publicado: 19 de Octubre 2023

Tiempo de lectura: 4.5 minutos

Fotografía:

El rostro del payaso de It en primer plano, con su cara pintada de blanco, líneas rojas sobre los ojos. La boca y la punta de la nariz también están pintadas de rojo.
Fuente: Espinof

La mayoría de los payasos pueden hacerte morir de la risa, pero hay algunos que buscarán una forma más ingeniosa de acabar con tu vida. Enfrenta tus más grandes miedos este Halloween con nuestra selección de las mejores películas de terror de payasos.

La combinación de sus sonrisas enormes y cuchillos ensangrentados aterra a cualquiera, pues adultera el concepto de este icónico personaje inocente y feliz. Además, a esto se suman casos reales como el de Pogo el Payaso, alias John Wayne Gacy, un psicópata que asesinó a 33 hombres. Por todo esto y más, tenemos suficientes motivos para tiritar de miedo al ver películas de payasos este Halloween.

A continuación, te contamos cuáles son los cinco payasos más crueles del cine de terror. Dale play a las películas y analiza en profundidad qué no hacer si te topas a uno de estos no tan amistosos personajes en la calle. Dudamos que seguir un barquito de papel por la alcantarilla sea buena idea. 

1. Pennywise de It 

Pennywise es un ente maligno que puede cambiar de forma a su antojo. Sin embargo, parece que su forma preferida para asustar y comer niños es la de un payaso similar a Ronald McDonald. Cada 27 años sale de hibernación para alimentarse, teniendo como caseros a los pueblerinos de Derry. ¡Qué ganas de vivir ahí! 

El payaso bailarín más sangriento de la historia fue creado por el maestro del terror Stephen King y llegó al cine por primera vez en 1990. Allí, el encargado de darle vida al personaje fue Tim Curry, quien llevó un colorido traje de payaso y una tétrica sonrisa.

Luego, en It de 2017, Pennywise fue interpretado por Billy Skarsgård, en un reboot de dos partes que nos trajo una versión más sangrienta que la anterior. En estas películas, Pennywise, al ser cambiaformas, no solo aterroriza con su traumante look de payaso victoriano, sino que también con una versión con dientes puntiagudos y largas extremidades.

Si quieres ver la sonrisa del amistoso It, ingresa ya a HBO Max, streaming gratuito con tu plan de televisión VTR.

El payaso Pennywise con la boca abierta mostrando sus largos colmillos de manera amenazadora.
Fuente: Espinof

2. Art de Terrifier 

Este payaso monocromático no habla ni expresa sus motivaciones, solo asesina de la manera más sádica posible. Son tan sangrientas las jugarretas de nuestro amigo Art, que el estreno de las cintas en el cine provocó vómitos y desmayos entre la audiencia.

¿Por qué asesina Art? Nunca lo sabrás, de hecho es un misterio si es un humano desquiciado o un ser paranormal, similar a lo que ocurre con Michael Myers. La única gran certeza es que Art torturará y destripará a todo el que se le cruce por delante y lo mire feo. Tal vez es solo un ser incomprendido en busca de amigos, ¿quién sabe?

El payaso Art de la película Art the Terrifier. Parado con las manos levantadas y ensangrentadas, con la cara pintada de blanco y labios negros.
Fuente: Espinof

3. Jack de Jack en la caja maldita

¿Eres de aquellos que colecciona antigüedades? ¡Ten cuidado! Porque lo que consideras un tesoro invaluable, se puede convertir en tu peor pesadilla. Al menos eso le ocurrió a Casey, cuando al museo en el que trabajaba llegó una antigua caja de sorpresas. Lo que no sabía es que estaba poseída por un demonio en traje de payaso.

Así, Jack, el muñeco de la caja de largas garras, dientes puntiagudos y ojos blancos, se encarga de matar a todos a su alrededor. ¿Por qué? Porque puede y básicamente su existencia se basa en torturar inocentes. Y la queso.

El payaso Jack de Jack en la caja maldita. Con la cabeza inclinada y los ojos totalmente en blanco, sonríe con el rostro ensangrentado mostrando los colmillos.
Fuente: Panamá América

4. Frowny de El payaso del mal

¿Te imaginas que tu papá se ponga un traje de payaso para tu cumpleaños y quede endemoniado para siempre? Suena ridículo, pero por lo visto siempre es una posibilidad. El payaso del mal nos cuenta la historia de Kent, un padre amoroso, pero malafortunado, quien no logrará quitarse los accesorios de payaso.

Sin embargo, esto no es una comedia, al contrario. El padre empezará a volverse loco y transformarse poco a poco en el payaso demoniaco Frowny, llegando al nivel de cambiar por completo su personalidad. Empezando así un problema familiar difícil de resolver con terapia.

El payaso Frowny de El payaso del mal. Tiene el rostro deformado por cicatrices con marcas de sangre y un corte vertical atravesando su ojo.
Fuente: Cinescondite

5. Rocco de The funhouse Massacre

Psicópatas recién salidos de la cárcel fingiendo ser actores en una casa del terror y jóvenes ingenuos creyendo que pasarán una noche entretenida. Claramente, después de ver The funhouse Massacre no vas a querer ir a Fantasilandia este Halloween; pues te muestra al carnicero y la muñeca desquiciada de todos los parques de diversión, pero torturando y asesinando a su antojo. Aquí nada es actuación, todo es 100% real no fake.

El payaso de esta historia es Rocco, un asesino en serie que partió la película sacándole la piel del rostro a un pobre ser humano para hacerse su máscara. ¡Una cosa poca! Te imaginarás cómo siguió divirtiéndose durante la noche.

El payaso Rocco de The funhouse Massacre. Este payaso usa una máscara con la piel del rostro de un hombre que asesinó. Tiene huecos en los ojos, nariz y boca, con bordes llenos de sangre.
Fuente: McBastard

Te apostamos que luego de ver estas cinco películas encontrarás menos irracional el “miedo irracional a los payasos”. Y, es que cualquier grupo de locos puede disfrazarse de payasos, pintarse una sonrisa en el rostro y salir a divertirse sangrientamente de noche.

En conclusión, sal con un gas pimienta esta noche de brujas y evita a cualquiera que tenga una pintura de payaso en la cara. ¡Mejor prevenir que lamentar!