¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

La Memoria Infinita,

en carrera para los premios Oscar 2024

Escrito por: Clack!

Publicado: 27 de Diciembre 2023

Tiempo de lectura: 2 minutos

Fotografía:

Atravesada por la pandemia, la vejez y por el mal de Alzheimer, una de las enfermedades más difíciles de sobrellevar en familia, La Memoria Infinita (2023) es una nueva historia de amor, tan entrañable como dura.

PAULINA GARCIA Y AUGUSTO GONGORA EN LA MEMORIA INFINITA
Fuente: Diario Río Negro

Tras ganar el Gran Premio del Jurado en la última edición del festival de cine de Sundance, el documental escrito y dirigido por Maite Alberdi se posiciona como una fuerte contendiente para la próxima celebración de los premios Oscar 2024.

Alberdi obtuvo reconocimiento internacional tras su anterior largometraje documental, El Agente Topo (2020). En esa ocasión, al igual que en La Memoria Infinita, se repiten algunos tópicos recurrentes en su obra, como la vejez y la perdida de la memoria.

Si quieres emocionarte junto a tus seres queridos, la emocionante película está disponible en Paramount Plus a través de tu plan de televisión PRO. ¡Prepárate para deshidratarte a lágrimas en este viaje a lo más hondo de tu corazón!

Una historia de amor para no olvidar jamás

La Memoria Infinita narra la historia del periodista Augusto Góngora, quien trabajó desde la trinchera para registrar la realidad chilena durante la dictadura de Pinochet, y la actriz Paulina Urrutia, quien además de su oficio llegó a ser ministra de Cultura en uno de los mandatos de Michelle Bachelet.

Tras convivir casi dos décadas con Urrutia, Góngora es diagnosticado con alzhéimer. Como es de público conocimiento, esta enfermedad es irreversible y no tiene cura. Sin embargo, puede demorar largos años hasta desencadenar en su faceta final de olvido. 

Es por esto que, dos años después del diagnóstico, Paulina Urrutia y Augusto Góngora se casan. La emoción es universal, porque el amor lo es. Si el amor existe y es profundo, no importan las barreras ni las circunstancias.

La espiral descendiente hacia un final anunciado

ESCENA DE AUGUSTO GONGORA ABRAZANDO A SU ESPOSA EN LA MEMORIA INFINITA
Fuente: YouTube

El documental se puede dividir en dos partes. La primera, más amigable y cargada de mayor dulzura. Los chistes abundan y los personajes, si bien son públicos y conocidos, son presentados de una manera casi familiar.

Pero a medida que la película avanza, la enfermedad también. Hay cada vez más confusiones, olvidos y ataques de ira por parte del protagonista. La tensión crece, pero la dulzura nunca desaparece.

Maite Alberdi suma su cámara y la mezcla respetuosamente con material de archivo de los dos personajes. Por un lado, está el material casero grabado por Urrutia. Y por el otro lado, los archivos de filmaciones de Góngora. Así, la película entra en un espiral de registros de distintas épocas de la vida de los protagonistas.
La Memoria Infinita es una película contra el olvido, que conmueve con el corazón en la mano. No es para nada menor que Góngora dedicó su vida a registrar los vericuetos sociopolíticos de Chile, para preservar la memoria colectiva, mientras su memoria individual se reduce hasta extinguirse.