¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

House of the Dragon:

¿Matt Smith (Daemon) casi fue futbolista?

Escrito por:

Publicado: 15 de Septiembre 2022

Tiempo de lectura: 3.5 minutos

Fotografía:

Daemon Targaryen de House of the Dragon mirando de reojo

Qatar 2022. Imagínate a Matt Smith (actor que interpreta a Daemon Targaryen en House of the Dragon) siendo parte de la selección de fútbol de Inglaterra, tirando paredes con Harry Kane y dedicándole un gol a la difunta reina Isabel II. Suena algo totalmente crazy, ¡pero podría haber sucedido en la realidad!

Bueno, quizá exageremos un poco con lo de Matt Smith jugando un mundial (tiene 39 años, difícil que lo convoquen con esa edad). Pero no inventamos nada cuando decimos que este actor británico podría haber sido una estrella del fútbol, en lugar de ser parte del universo Juego de Tronos. ¿Cómo? 

Smith, antes de consolidar su carrera en el mundo de la televisión, tuvo otros planes: quería ser futbolista. Y no es que el tipo jugara solo por hobby en clubes de barrio, sino que iba en serio, formando parte de las inferiores de un club profesional.

O sea, pudimos haber tenido un Daemon muy diferente en la serie House of the Dragon que puedes ver en VTR+. ¿Quién sabe? Tal vez en un universo paralelo Smith sea uno de los mejores jugadores del mundo, rivalizando con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Solo el Dr. Strange podría saberlo.

Pero volviendo a nuestra realidad, si a Smith le gustaba tanto la pelotita, ¿por qué no siguió ese camino? La vida no es tan fácil. Si quieres saber todo sobre esta curiosa anécdota, sigue leyendo, porque a continuación te contamos la historia de Matt Smith, estrella de La Casa del Dragón, y su sueño frustrado de ser futbolista. 

Sueños de niñez

Desde muy chiquitito que a Matt Smith le gustaba el fútbol. De hecho, su abuelo fue jugador del Notts County, por lo que la pasión por este deporte es cosa de familia. Matt nació con la pelota bajo el brazo, y no tardó en destacar con su habilidad con el balón, lo que lo llevó a jugar en el Northampton Town de su ciudad natal.

De ahí, pasó a las inferiores del Nottingham Forest (histórico equipo que ha ganado dos Copas de Europa), y antes de cumplir 16 años, firmó un contrato para pertenecer a las divisiones juveniles del Leicester City, club que hoy forma parte de la Premier League de Inglaterra. Tenía un futuro prometedor, pues incluso estaba siendo sondeado para ser incorporado a la selección sub-16 de su país. ¿Qué podía salir mal?

La enfermedad que lo alejó de su sueño

Parece chiste, pero es anécdota. El cliché “yo tenía talento, pero me lesioné la rodilla” es lo que le sucedió a Smith. Bueno, no exactamente le ocurrió algo en la rodilla, pero sí en la espalda. Resulta que al hoy exitoso actor le diagnosticaron espondilosis cervical, una afección que es definida por la Clínica Mayo como el desgaste natural que se da en los discos intervertebrales del cuello. ¿Y qué significa eso? Chau fútbol. Así de simple.

En ese entonces, Smith tenía 15 años, y por supuesto que el diagnóstico le afectó profundamente. Así lo declaró en 2020 en una conversación con Desert Island Discs, programa de radio de la BBC. “Fue un momento difícil porque me sentía insatisfecho. Sentía que estaba tan seguro de que ser futbolista profesional era lo que iba a hacer… No podía decirle a la gente lo que me había pasado. Mi ego decía: “soy futbolista”. En el colegio era “el futbolista” para todo el mundo, y de un momento a otro, nada”. Durísimo.

Daemon Targaryen de House of the Dragon, mirando hacia el frente y apoyado en su espada

Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana

Pero no todo es tristeza. Por suerte, a Matt le quedaba otra pasión: la actuación. Fue Terry Hardingham, su profesor de interpretación, quién lo convenció de dejar de llorar sobre la leche derramada y dedicarse al mundo de las artes. “Nunca debiste ser futbolista, eres mejor actuando”, cuenta Smith que le dijo su profesor.

Un consejo con el que no le ha ido para nada mal. Matt colgó los botines y comenzó a forjar su carrera de actor que lo llevó a formar parte de producciones como Doctor Who y The Crown, y que hoy, a sus 39 años, lo tiene como rostro principal de una de las series más exitosas de 2022. House of the Dragon es el fenómeno televisivo del momento (tal como lo fuera en su época Games of Thrones), y encarnar al príncipe Daemon Targaryen parece un enorme premio de consuelo para un hombre que soñó con inflar las redes, pero que ahora monta dragones, aniquila a sus enemigos y protagoniza escenas incestuosas. Nada mal.