¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

Día histórico en Pokémon:

¡Ash Ketchum es campeón mundial!

Escrito por:

Publicado: 11 de Noviembre 2022

Tiempo de lectura: 3.5 minutos

Fotografía:

Ash Ketchum, rodeado de sus Pokémon, sosteniendo el trofeo que lo convierte en el mejor entrenador del mundo.

Lo logró. Ese loco hijo del demonio lo logró. Después de 25 años, Ash Ketchum por fin se ha convertido en el mejor entrenador Pokémon del mundo, luego de ganar el Torneo de los Ocho Maestros de la Serie Mundial de Coronación. Un hito en el anime y en la carrera de este eterno niño que parece nunca envejecer. ¡Más vale tarde que nunca!

Y es que Ash, o Satoshi en japonés, por fin cumplió el sueño que venía persiguiendo desde 1997, año en el que se emitió el primer capítulo de este clásico anime de la infancia. Veinticinco largos años han pasado desde aquel estreno, y tras varias y dolorosas derrotas en las Ligas en las que participó, Ash finalmente puede decir que es el mejor de los mejores, coronándose como campeón del mundo. Veremos si Messi podrá emularlo en Qatar 2022.

¿Y cómo se llegó a este histórico momento? A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre lo que fue la contienda del flamante campeón, y qué es lo que viene de aquí en más para la serie. ¡Historia pura!

El camino para cumplir el sueño del pibe

Todo sucedió en el más reciente capítulo de Pokémon Journeys, emitido en Japón, y en el que nuestro protagonista logró derrotar a León, campeón de la Liga Pokémon de la región de Galar. Ash llegó a esta instancia tras ganar la Liga de la región de Alola, y por supuesto, tras haber derrotado a sus otros oponentes del Torneo de los Ocho Maestros: Steven (ganador de la Liga de Hoenn) en cuartos de final, y Cynthia (vencedora del Alto Mando de Sinnoh) en la semifinal. Llaves en las que Ash tuvo que sudar sangre junto a sus pokémon para poder quedarse con la victoria. 

Recordemos que durante todas las temporadas del anime, el oriundo de Pueblo Paleta tuvo aventuras por las regiones de Kanto, Johto, Hoenn, Sinnoh, Teselia, Kalos, Alola y Galar, haciendo amigos y dejando otros por el camino. Una aventura de 25 años que llegó a su día D en el esperado combate contra León, y que mantuvo en vilo a miles de fanáticos. ¡Era ganar o ganar!

La batalla final

Así es como llegó el momento de la gran final, en la que Ash se vio las caras con el vigente campeón del torneo. Un combate en el que Ketchum tuvo siempre que remarla desde atrás, pues las probabilidades estuvieron en su contra. Se enfrentó a un entrenador con una alineación estelar de pokémon: Cinderace, Inteleon, Mr. Rime, Dragapult, Rillaboom y a un implacable Charizard. De hecho, hubo un momento en el que Ash llegó a tener a disposición solo uno de sus pokémon, pues el resto de su equipo había sido derrotado (Dracovish, Sirfetch’d, Dragonite, Lucario y Gengar).

¿Y qué pokémon era ese? Nada más ni nada menos que Pikachu, su viejo compañero de mil batallas que, ahora, cargaba con toda la responsabilidad de dar vuelta la contienda. Cosa que logró, remontando la situación adversa y llegando al versus final contra Charizard. 

Enfrentamiento de Charizard (Lionel) y Pikachu (Ash Ketchum) en el torneo de los Ocho Maestros de la Serie Mundial de Coronación.

Un enfrentamiento lleno de fuego y electricidad, en el que parecía que Lionel se llevaba la victoria, luego de que Pikachu cayera al piso, a punto de desfallecer. Pero ahí sucedió el momento más emotivo de la final: una escena en la que la tierna criatura amarilla parece quedar inconsciente, pero al despertar, se encuentra con todos los pokémon que lo acompañaron a él y Ash durante estos 25 años. Ellos le dan el último aliento para que se levante, todo mientras se escucha el opening original del anime de fondo. ¡Más emotivo no se puede!

Pikachu agarra un segundo aire y se levanta, para seguir dando cara a su rival. Haciendo gala de toda su jerarquía, el icónico pokémon de esta franquicia logra emparejar la cancha y derrotar al potente Charizard, convirtiéndose en el héroe de la final. ¿Quién más que él?

Así, Ash se alza con la copa, cumpliendo con ese objetivo que ya en el opening 1 en latino se nos anunciaba: “¡Tengo que ser, siempre el mejor, mejor que nadie más!”.

¿Y ahora qué?

Con esto se cierra un ciclo para Ash Ketchum, pues ya logró cumplir su sueño. Lo que sucederá con él de aquí en más, aún es una incógnita. En esta temporada de la serie, conocimos a Goh, un chico cuya meta es capturar a Mew. Los rumores dicen que este podría ser el personaje que tome la posta de Ash, y se transforme en el nuevo protagonista de las entregas venideras. 

Lo que sí podemos asegurar es que la trama dará pasó a la región de Paldea, que es la que se verá en los próximos juegos de la franquicia, Pokémon: Escarlata y Pokémon: Púrpura. Sea como sea, nos alegramos por Ash, sus pokémon, y por su familia. Especialmente su madre, quien lo venía bancando desde 1997. ¡Los sueños se cumplen!