¡Conoce más!

¡No te pierdas nuestros estrenos!

Suscríbete a nuestro newsletter

Novedades

10 frases de películas de amor

que nos han hecho suspirar

Escrito por: Clack!

Publicado: 14 de Febrero 2024

Tiempo de lectura: 7 minutos

Fotografía:

El amor es una magia, una simple fantasía… ¡El amor está en el aire! Y es que llegó el día más apasionado del año, el 14 de febrero. Para celebrar esta fecha tan especial, te traemos las 10 frases de películas de amor más icónicas e inolvidables, esas que se grabaron a fuego en tu corazón y te hacen querer encontrar tu media naranja. 

Fuente: Indie Hoy

¿Lo mejor de todo? Todas y cada una de las películas románticas que mencionaremos a continuación están disponibles en HBO Max, streaming gratuito para los usuarios de planes de televisión VTR. Así que revisa con atención la lista, escoge la frase romántica que más te identifique y dedícasela esta noche al amor de tu vida… o al pinche que tengas al lado, igual vale.

Frases de películas románticas para dedicar:

1. Casablanca (1942)

Partimos con un clásico de clásicos, con una cinta en blanco y negro llena de drama y pasión, ambientada nada menos que en la Segunda Guerra Mundial. En ese contexto nace una frase que marcó la historia del cine:

“Bésame, bésame como si fuera la última vez”.

Ilsa y Rick mirándose fijamente en la película Casablanca
Fuente: Elle

2. Lo que el viento se llevó (1939)

Las personas de antaño eran bien intensas cuando se trataba de besar a alguien, y es que en ese tiempo la gente no se daba piquitos de a tres en los carretes, un beso era algo casi sagrado. Por esta razón, el protagonista de Lo que el viento se llevó le dice a su amada: 

“Deberías ser besada más a menudo, y por alguien que sepa como hacerlo”.

Scarlett O'Hara abrazando por el cuello a Rhett Butler en Lo que el viento se llevó
Fuente: Fotogramas

3. Diario de una pasión (2004)

Una película que es pura pasión de principio a fin es Diario de una pasión, protagonizada por Rachel McAdams y Ryan Gosling. Un amor que nace en la juventud, pero que une para siempre a Noah y Allie, a pesar de la distancia, de las peleas y las vueltas de la vida. 

Por esta razón, si hablamos de frases de películas románticas, Diario de una pasión tiene para dar y regalar. Sin embargo, hoy destacamos un momento decisivo de la historia, en donde en medio de alegatos e indecisiones, Noah dice: 

“Así que no será fácil, será difícil. Y tendremos que empeñarnos cada día, pero quiero hacerlo porque te quiero. Quiero todo de ti, para siempre, tú y yo. Cada día”.

Noah y Allie de la película el Diario de una Pasión bailando en la calle
Fuente: The Couch

4. Los puentes de Madison (1995)

La queen Meryl Streep protagoniza junto a Clint Eastwood la adaptación al cine de la novela de Richard LaGravenese, Los puentes de Madison. La película narra la historia de una solitaria dueña de casa, casada con un soldado estadounidense en servicio, que conoce a un fotógrafo que viene a capturar los puentes de la zona. 

Así, poco a poco, nace un amor desenfrenado y sincero entre ellos, pero al mismo tiempo un tanto imposible. En ese contexto, el romántico fotógrafo le dice a su amada:

“Creo que los lugares en que he estado y las fotos que he hecho durante mi vida me han estado conduciendo hacia ti”.

Robert fotografiando a Francesca en Los puentes de Madison
Fuente: Fotogramas

5. Como si fuera la primera vez (2004)

El año 2004, Drew Barrymore y Adam Sandler protagonizaron una comedia romántica tan divertida como conmovedora. ¿Te imaginas que tu pareja se diera el tiempo de enamorarte todos los días? Eso hacía Henry, para enfrentar la amnesia de su amada Lucy, quien todos los días olvidaba haberlo conocido. ¡Qué romántico!

En un momento memorable de la cinta, Henry dice: 

“Me borraste de tu memoria porque creíste que estabas evitando que yo tuviera una vida plena y feliz. Pero te equivocaste, porque solo estando contigo tendré una vida plena y feliz. Eres la chica de mis sueños”.

Lucy y Henry tomándose las manos en Como si fuera la primera vez
Fuente: Indie Hoy

6. Un lugar llamado Notting Hill (1999)

¿Y si un día mi actor favorito aparece en el lugar donde trabajo y se enamora de mí? Todos alguna vez pensamos algo tan poco probable como eso, y probablemente sea culpa de Un lugar llamado Notting Hill

Esta cinta, protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant, nos cuenta la historia de amor de una famosa actriz con el vendedor de una pequeña librería de Londres. El destino los unió, pero lo distinto de sus vidas les pondrá un par de obstáculos que solo el verdadero amor podrá enfrentar. 

En este contexto, la actriz Anna Scott intenta recuperar a su amado diciéndole una de las frases de amor más bonitas del cine:

“Tan solo soy una chica delante de un chico pidiéndole que la quiera”.

Anna Scott y William Thacker caminando sonrientes por la calle en Un lugar llamado Notting Hill
Fuente: Infobae

7. Amores, enredos y una boda (2005)

Los matrimonios son entretenidos, pero ver a tu ex-tóxico-cacas, claramente no. Por esta razón, la protagonista de esta película, Kat, decide contratar nada menos que a un gigoló profesional, Nick, para hacerse pasar por su novio en el matrimonio de su hermana. Todo con el objetivo de que su ex la viera feliz y comprometida.

Peeeeero, este romance falso comienza a confundirse, y lo actuado comienza a ser real. Así, llega el momento en que el galante Nick le dice a Kat:

“Prefiero discutir contigo que hacer el amor con otra”.

Kat y Nick mirándose y riéndose en Amores, enredos y una boda
Fuente: Filmaffinity

8. Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004)

No todo es comedia en la vida de Jim Carrey, de hecho el actor protagoniza uno de los dramas románticos más icónicos de las últimas décadas: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos.

Esta historia nos plantea la posibilidad de borrar los recuerdos de tu antigua relación, como si nunca hubiese existido. Joel, un hombre deprimido luego de haber terminado con el amor de su vida Clementine, decide someterse al tratamiento de borrado de memoria, luego de enterarse de que su ex ya lo había realizado.

De esta forma, comenzamos a ver los recuerdos de Joel, quien de a poco comienza a arrepentirse de su decisión, intentando aferrarse a lo vivido. Así, el Joel de sus recuerdos se encuentra con Clem, quienes se esconden en otros recuerdos, evitando que eliminen el último registro de su relación. En ese contexto, Joel le dice a Clem:

“Podría morir ahora, Clem. Estoy tan… feliz. Yo nunca sentí eso antes. Estoy exactamente donde quiero estar”.

Clem apoyada en el hombro de Joel en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos
Fuente: El Dínamo 

9. Cuando te encuentre (2012)

Basada en una novela de Nicolas Sparks, Cuando te encuentre narra la historia de un militar de Irak que decide buscar a la joven sonriente que aparece en una fotografía que encontró en el campo de batalla. 

Obviamente, la encuentra y se enamora perdidamente de ella, ayudándola a enfrentar a su agresivo exmarido. En uno de los momentos más apasionados del film, él le dice:

“Tú deberías ser besada cada día, cada hora, cada minuto”.

Beth y Logan a punto de besarse en la película Cuando te encuentre
Fuente: Rakuten TV

10. Quiero robarme a la novia (2008)

Tom y Hannah son mejores amigos desde la época universitaria, él es un mujeriego de tomo y lomo, mientras ella busca un amor romántico y verdadero. Todo iba a bien con su amistad hasta que Hannah se muda a Escocia por trabajo, momento en el que Tom descubre que había perdido a la mujer de su vida.

Lo peor de todo es que cuando decide declararse, ella lo sorprende pidiéndole que sea la dama de honor de su matrimonio con un escocés casi perfecto. Una comedia romántica llena de risas, pero también con momentos que te hacen volver a creer en el amor, como cuando Tom dice la siguiente frase:

“Hace 10 años me metí en la cama de la chica equivocada, luego resultó ser la mujer de mi vida. Te quiero Hannah. Siempre te he querido y siempre te querré”.

Tom y Hannah bailando en Quiero robarme a la novia
Fuente: Netflix

Ya sabes ya, no te quedes solo con un “tkm” por WhatsApp, hay momentos en que tienes que respirar profundo y soltar todo lo que sientes en tu cucharón, tal como lo hicieron nuestros personajes favoritos. Y es que, el que no se arriesga no cruza el río, o en este caso, no se queda con su media naranja.